Desde la Municipalidad de Saladillo, repudió los hechos de violencia sufridos a una Inspectora de Tránsito, mientras responsablemente realizaba tareas de control en un operativo de rutina en la ciudad, el pasado fin de semana.

Para el municipio, los Inspectores de Tránsito son un eslabón fundamental para la seguridad de toda la comunidad. Desde que comenzó la Pandemia de Covid-19, desempeñaron diversas tareas, no sólo en materia vial, sino también en controles, asistencia, notificaciones y mucho más. Demostrando un gran compromiso muy valorado por esta Gestión.

No es la primera vez que uno de los agentes sufren algún tipo de violencia física o verbal, por este motivo tanto la localidad repudia el hecho.

Hoy más que nunca, la solidaridad, el respeto y la empatía deben ser sostenidos y practicados, más aún con aquellos que ponen el cuerpo para