El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, planteó hoy que «llama la atención» que el sindicalismo apoyó en «las malas» el año pasado al Gobierno, y «ahora cuando todas las variables macroeconómicas muestran que se está saliendo de lo peor, empiezan los paros y las manifestaciones». De esta manera, el funcionario se refirió al paro general que analiza realizar la CGT el 4 o 6 de abril, luego de la manifestación que la central obrera peronista llevó a cabo el martes pasado en el centro porteño.

En diálogo con radio Mitre, Frigerio consideró: «Es obvio que hace pensar que está teñido de un adelantamiento del año electoral». Sin embargo, el funcionario de la administración central Macri enfatizó que van a «seguir trabajando durante todo el año» con los todos los sectores, incluidos los representantes gremiales, de quienes subrayó que en 2016 «apoyaron al Gobierno».

«Me llama la atención que nos apoyaron en las malas y ahora cuando toda las variables macroeconómicas muestran que estamos saliendo de lo peor, empiezan los paros y las manifestaciones, y esto es obvio que hace pensar que está teñido de un adelantamiento del año electoral», expresó Frigerio.

Luego aclaró: «Reconocemos también que hay sectores que la pasan mal, por eso se están reuniendo los ministros de Trabajo (Jorge Triaca) y de la Producción (Francisco Cabrera) con los representantes de los sectores más complicados, que necesitan una transición más larga». Ayer la CGT cuestionó al Gobierno nacional por «decir una cosa» y «ejecutar otra» por lo que aseguró que la realización de un paro «es irreversible» y su fecha será definida el jueves durante una reunión del Consejo Directivo de la central obrera.

«El paro es irreversible, el Gobierno dice una cosa y después ejecuta otra. El jueves vamos a poner la fecha», señaló el integrante de la conducción de la CGT, Juan Carlos Schmid, y agregó que será «en la primera semana de abril».

 

Fuente: Agencia de Diarios y Noticias (DYN)