Con la instalación del primer Punto Verde, el Gobierno Municipal avanza en su política de educación y concientización de la comunidad para lograr una Olavarría Más Limpia.

El Organismo Municipal para el Desarrollo Sostenible, que depende de la Agencia de Desarrollo Local, fue creado en la gestión de Intendente José Eseverri, consolidando una política medioambiental que promueve una serie de acciones y comportamientos orientados a cuidar el entorno donde vivimos, considerando la responsabilidad social.

En este sentido se oficializó la colocación del primer contenedor en el Paseo Padre Jesús Mendía, que reunió al Intendente Municipal; los secretarios de Jefatura de Gabinete, Héctor Vitale; de Servicios Públicos y Mantenimiento Urbano, Raúl Bachiarello; la responsable del Organismo Municipal para el Desarrollo Sostenible, Nora Quiroga; el responsable del Relleno Sanitario de la Empresa Malvinas, Maximiliano Sacerdote, autoridades y chicos del Grupo Ilusiones y representantes de la empresa Malvinas.

El consumo responsable es uno de los aspectos trascendentes que contribuyen en gran medida a los postulados de Municipio Sustentable.

Para que exista una tendencia global hacia el modelo propuesto de Desarrollo Sustentable, es indispensable que en el mismo participe toda la cadena producción-consumo, es decir que comprenda toda la población. En otros términos cuantos menos residuos se generen, más eficiente será el aprovechamiento de la materia y energía, en consecuencia más perdurables los recursos del planeta y el equilibrio ambiental. Este es el fundamento de la llamada Estrategia de las «RRR» que simbolizan las palabras Reducir, Reutilizar y Reciclar.

En la década pasada, comenzó a utilizarse masivamente una nueva resina plástica, el PET. La ausencia de cementantes y una de sus propiedades más distintivas como es la barrera de gases, le confirió gran difusión como envase de bebidas gaseosas, sifones y posteriormente otros productos como aceites, mayonesas, cosméticos, etc. Pero no sólo estas propiedades influyeron en esta elección de los industriales y el público consumidor. Su escaso peso en relación al del producto adquirido, aproximadamente 50 veces menos que el líquido contenido y fundamentalmente la seguridad de los usuarios, ante una eventual rotura, fueron factores determinantes para la generalización de sus uso.
Desde el punto de vista ambiental, es la resina que presenta mayores aptitudes para el reciclado, ostentando el número 1 rodeado de tres flechas formando un triángulo, en el fondo del envase. El principal destino de esta materia prima pos-consumo es la fabricación de fibras textiles, utilizándose en la confección de alfombras, cuerdas, cepillos y escobas, sunchos, telas para prendas de vestir como el «polar», calzados, y camisetas, entre otros. El PET reciclado no se destina a nuevos envases para bebidas o alimentos en contacto permanente.

Es por ellos que el municipio comienza con la tarea de separar PET a través del programa “Puntos Verdes”, que consiste básicamente en brindar la posibilidad a los vecinos del partido de Olavarría de colaborar con la limpieza y gestión de residuos de la ciudad, ayudando al mismo tiempo a instituciones de bien público.

Los Puntos Verdes son representados por contenedores IGLU que posibilitarán que la comunidad deposite sus envases vacíos de bebidas gaseosas usados, preferentemente cerciorándose que tengan impreso el triángulo de reciclado con el número 1, que serán retirados por la empresa Malvinas y donados al Grupo Ilusiones y CORIM, beneficiarios del emprendimiento.

Una vez que se instalen los 17 Puntos Verdes, se podrá consultar la ubicación de los mismos y el desarrollo del programa en la página web de la municipalidad de Olavarría: www.olavarria.gov.ar.

 El Intendente en declaraciones con los medios de comunicación presentes, destacó que “es un paso hacia un proceso de reciclado de residuos que la ciudad tiene que empezar a incorporar como un proceso cultural”. Además rescató el trabajo realizado en el reciclado de pilas (Campaña Comencemos por las Pilas) y en la recolección del aceite vegetal usado (Programa BIO).

“Estamos trabajando de puertas adentro con el proceso que se ha ido llevado adelante con las escuelas, con el sistema educativo, que tiene mucho que ver con el rol del docente, pero ahora se trata de salir a la calle para que los que vivimos en la ciudad, en el espacio público, también aprendamos que va a haber lugares donde se puede colaborar en el reciclado de cierto tipo de residuo”, comentó el Jefe Comunal.

“Esto tiene un fin social muy importante para la ciudad. Hay dos instituciones (Ilusiones y Corim) vinculadas a la atención de personas con capacidades diferentes que van a tener un beneficio económico”.

Por su parte Eseverri, indicó que los 17 contenedores se van a instalar en distintos puntos de la ciudad como así también en las localidades. “En los próximos días, a medida que se vayan colocando, se van a ir anunciado los sectores específicos”.

“Ese año hemos mejorado mucho en la medición de la contaminación del aire. Estamos trabajando con Coopelectric en informar a la población respecto de lo que se hace en los controles de bromatología sobre la calidad del agua en la ciudad, en las escuelas”, agregó sobre la política ambiental municipal.