El intendente José Inza -acompañado por el secretario de Gobierno Héctor Bolpe y el arquitecto Hernán Conte de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos- recorrió el predio de la ex Curtiembre Piazza junto a la síndico Raquel Weisburd, con el objetivo de observar de primera mano el estado de las instalaciones para luego realizar diferentes evaluaciones técnicas y poder determinar el interés o no del Estado Municipal en las mismas.

“Estamos tomando vista de cómo está el espacio, tratando de ver si el Municipio puede tener algún interés de hacerse cargo. Se trata de un predio de 22 hectáreas -sumando los dos terrenos- incorporadas al casco urbano de la ciudad. Nos atrae la idea de poder eventualmente considerar la posibilidad de participar en su adquisición”-explicó el jefe comunal.

Más adelante, Inza detalló que en principio se deberán realizar todas las evaluaciones técnicas correspondientes, considerar algún proyecto de desarrollo y luego recién tomar una decisión.

En tanto, el Intendente relató que “es una zona con altísimo potencial desde lo urbanístico y como pulmón y espacio verde de la ciudad. Obviamente,  que hay muchas zonas de lo que fue la Curtiembre que tienen una avanzado estado de deterioro, especialmente en los techos pero la construcción –luego los arquitectos lo evaluarán específicamente- parece consistente”.

Asimismo, resaltó que “se deberán hacer estudios desde lo urbanístico y lo arquitectónico, además pensar algún proyecto concreto para desarrollar y en función de eso tomar una decisión. No adoptaremos medidas sin tener un objetivo concreto y saber qué es lo que queremos hacer con un predio determinado”.

 Por su parte, la síndico de la quiebra describió la situación de la ex Curtiembre Piazza y de sus acreedores, como así también el resultado negativo de algunos proyectos que se habían presentado con anterioridad.

 En tanto, el Secretario de Gobierno señaló que días atrás se había comunicado con el juez interviniente en la causa y que éste le permitió el acceso a datos del expediente y le anunció que el Municipio podría participar de la compra del espacio, a través de la presentación de un proyecto.

El funcionario municipal expresó que el monto aproximado de compra es de alrededor de 4.800.000 pesos para el sector que incluye edificaciones y unos 800.000 para el otro.