Continúan los trabajos de acondicionamiento y puesta en valor de las distintas dependencias de la Municipalidad. En los primeros días de gestión cada una de las áreas hizo un análisis de las condiciones de infraestructura en que encontraron su ámbito de trabajo. A partir de ese estudio se decidió comenzar un trabajo sistemático en varias oficinas para lograr una mayor funcionabilidad.

En principio se está acondicionando el acceso al palacio municipal, el cual no se encontraba en óptimas condiciones. Se lo iluminó por fuera con un sistema inteligente para el ahorro de energía, una situación en la que hace mucho hincapié el intendente Bucca.

También en el corralón municipal, bajo la dirección de Oscar Borrego, se está trabajando en la limpieza y reacomodamiento del predio y del frente, al tiempo que se comenzó a llevar las maquinarias a los barrios para realizar las tareas de mantenimiento que sean necesarias. Se comenzó por Pompeya y Zorzales y en los próximos días se completarán todos los barrios.

Desde la Dirección de Obras Públicas, se está fortaleciendo el trabajo de servicios básicos. En este caso, se están realizando obras cloacales en prolongación Belgrano y además, obras de agua en calle Matheu. Así como se empieza a dar respuesta a los vecinos del barrio Pompeya, con la construcción de una planta de elevación de presión de agua.

En el marco de seguridad y educación se reunieron los referentes de áreas en la Municipalidad para diagramar los programas que se van a aplicar en los próximos meses. Juan Albanese -encargado del área de Seguridad Ciudadana- y Patricia Ponsernau, Ana María Natielo, Adriana Corvalán y Marcela Esnaola –educación-, fueron los encargados de idear los planes a seguir. Se llegó a la conclusión de trabajar a un corto plazo en las escuelas de verano sobre la concientización vial e higiene y luego un plan anual que se llevará a cabo en el total de las instituciones educativas.