La Cámara de Casación Penal resolvió ayer dejar sin efecto multas contra la empresa de cemento de la localidad.

El caso comenzó durante la gestión de Néstor Kirchner cuyo ministro de Economía, Roberto Lavagna, multó a las principales cementeras del país acusadas de cartelizarse para cobrarle sobreprecios al Estado en la obra pública que abastecían.

Sin embargo, el 9 de septiembre de este año, la Sala IV de la Cámara de Casación, en ese entonces integrada por Augusto Díaz Ojeda y Mariano González Palazzo, dejaron sin efecto la sanción de trecientos millones que, previamente, había sido confirmada por la Sala B de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Penal Económico.

Por su parte, la recién conformada Sala IV de la Cámara de Casación votó en contra de la medida adoptada meses atrás por el tribunal, pero esta vez, la multa para Loma Negra resultó ser de $138.700.000. Se basó en la investigación realizada por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, que desde hace cinco años trabaja con la problemática, que concluye en que las empresas actuaron en forma «cartelizada» y establecieron un sistema de información compartida a través de la Asociación de Cemento Portland.

El gravamen también implica a Juan Minetti, Cementos Avellaneda, Cemento San Martín, Asociación de Cemento Portland y Petroquímica Bahía Blanca.