En el marco del proyecto de ordenanza que el jefe comunal  envió al consejo deliberante días atrás, ayer se realizó una convocatoria a todos los vecinos de la ciudad en el Salón Cultural del Complejo del Teatro Español de Azul.

Hasta el momento en el distrito, como ocurre con los niveles provincial  y nacional, existe la obligación por parte de todo funcionario municipal de presentar anualmente la declaración jurada patrimonial; pero lo que prevee el nuevo proyecto (que aun no fue aprobado) es la convocatoria a audiencia pública al finalizar el mandato de todos los funcionarios ejecutivos y concejales, quienes tienen la obligación de presentar un informe confrontando las distintas declaraciones juradas anuales, especialmente la primera y la última para poder verificar la evolución del patrimonio en cada caso. De este modo, se adopta un nuevo instrumento para asegurar la transparencia y prevenir el enriquecimiento ilícito de quienes administran fondos públicos.

En la apertura del acto, Duclós señaló que “nos enorgullece llevar adelante este espacio participativo e innovador para garantizar la transparencia en la administración de los fondos públicos, facilitando su verificación por parte de los ciudadanos y la preservación del buen nombre y honor de los funcionarios honestos”.