Que las tasas y tributos lleguen a los correos electrónicos de los adheridos es una herramienta que no sólo evita el papel, sino que además -con su innovación- agiliza el trabajo municipal y brinda comodidad para los contribuyentes.

Es así que la adhesión a la boleta electrónica implica un notable cambio en relación a la sustentabilidad y el cuidado del ambiente, y brinda facilidades a los contribuyentes, ya que es un servicio accesible desde cualquier lugar y/o dispositivo electrónico.

Los últimos días de noviembre y diciembre se realizaron los sorteos del premio al buen contribuyente electrónico, que entregó una moto y un televisor 50’’ en cada oportunidad.

Es una propuesta ágil, cómoda y sustentable, ya que de esta manera los impuestos municipales dejarán de llegar en papel a los domicilios luego de la adhesión, que se puede gestionar a través de este formulario.

En el formulario, entre algunos datos básicos de los titulares de las tasas o tributos, se solicitará el número de cuil o cuit, un correo electrónico en el que se desee recibir las boletas, un teléfono de contacto y alguna información adicional que se considere pertinente agregar.

Para participar del premio al buen contribuyente, cada adherido tendrá un único número de sorteo, independientemente de la cantidad de cuentas que tenga por los tributos y/o tasas municipales existentes. Todo contribuyente que se encuentre adherido, además de la boleta electrónica al débito automático, tendrá un número extra para el sorteo.

Cabe aclarar, como condición indispensable, que quien se adhiera a la boleta electrónica, no debe registrar deuda en ningún tributo y/o tasa municipal, al cierre de dos meses inmediatos anteriores a la fecha del sorteo.

En el mes de junio de 2022, se va a realizar el gran sorteo final con un importante premio: un auto 0Km.