El juez que entiende en la causa que sacude la región, Carlos Villamarín, inició una causa por cohecho (coimas), tras investigaciones que hacen presumir un intenso tráfico de información e influencias que se habría desatado, precisamente, ante la detención de Raúl Guerreño. La causa por abuso sexual agravado que se inició contra el “Hermano Raúl”, derivó en su detención, y amenaza con transformarse en un escándalo que termine descubriendo una red de protección policial hacia el manosanta radicado en Bolívar.

Según pudo saberse a pesar del hermetismo en la causa, la Fiscal de Bolívar, Julia Sebastián, se encuentra trabajando fuertemente y tras investigaciones, se habrían producido tres movimientos de jefes policiales. El jefe de la Sub DDI Bolívar, comisario Dante Ferrante, ya habría sido directamente desafectado de la fuerza, en tanto que el jefe Departamental de 25 de Mayo, comisario mayor Abel Moussompes se habría tomado licencia por cuestiones personales, lo mismo que el jefe Distrital de Tandil,comisario Oscar Urruchúa, aunque se supo que ya habría sido trasladado a la ciudad de Ayacucho.

La investigación sobre el supuesto «encubrimiento» se inicia tras el procedimiento que personal policial de la ciudad de Tandil llevó a cabo en el domicilio de la víctima. La requisa se llevó adelante para provocar un “informe socio- ambiental” en cumplimiento de un oficio emitido por la defensa de Guerreño, sin el conocimiento del Juzgado ni de la Fiscalía . La Unidad Fiscal tomó esta actuación policial como un “apriete”. Recordemos, Raúl Guerreño se encuentra con prisión preventiva en la cárcel de Sierra Chica.

Para las próximas horas se aguardan importantes novedades respecto a este caso que moviliza a toda la zona.

raul