En el marco del programa de emergencia establecido por la Municipalidad para el arreglo de calles de tierra en los sectores más comprometidos de la ciudad, se finalizaron los trabajos en el barrio Cristo Redentor.En el lugar se arreglaron más de 20 cuadras y se colocaron 50 tubos de alcantarillados.

Este programa de emergencia urbana tiene como finalidad solucionar el mal estado de calles de tierra, priorizando los lugares más críticos. Por tal motivo se continuará con estas tareas en distintas zonas y posteriormente se trabajará en el plan integral anteriormente pautado para los diferentes barrios de la ciudad.
Además personal de cooperativas colocaron reductores de velocidad en Aldaz y De Paula y Aldaz y Moreno. Asimismo, en este sector se pintaron las paradas de colectivos y próximamente se hará lo mismo en las garitas.Los trabajos están a cargo de la Coordinación de Puesta en Valor y Cooperativas.