La gobernadora María Eugenia Vidal y el intendente municipal Hernán Bertellys inauguraron formalmente la Presa La Isidora. Participaron del acto intendentes de la región, funcionarios municipales y de organismos provinciales, concejales, integrantes del grupo de Vecinos Autoconvocados y representantes de instituciones gubernamentales e intermedias.
En principio, el jefe comunal expresó su emoción por poder concretar esta obra tan importante que le permitirá a Azul “tener casi solucionado el problema de inundaciones, ya que esta construcción podría haber evitado 13 de las 14 inundaciones que tuvo Azul”.
Al hacer una reseña histórico de la obra recordó al ex intendente Rubén César De Paula quien fue el primer mandatario que planteó la necesidad de concretarla, “después de muchos años tomamos la posta con mi compañero Alejandro Vieyra y después de 3 inundaciones consecutivas que tuvo Azul se sentía desesperación y salimos a buscar financiamiento”, agregó.
En tal sentido, hizo un especial reconocimiento al ex ministro de Infraestructura de la Provincia Alejandro Arlía quien obtuvo los fondos para construir esta obra monumental. En tanto, remarcó el trabajo de los vecinos inundados “quienes fueron el sostén en momentos duros donde parecía que la obra no se iba a poder hacer”. En este punto, expresó que “en aquella época había un descreimiento en la política, por ejemplo le habían cobrado la construcción de 500 cuadras a los vecinos de Azul, trabajos que finalmente estamos haciendo nosotros con el Fondo de Infraestructura de la Provincia”.
Al continuar su relato indicó que “en el 2015 tuve el honor de asumir como Intendente de Azul y tuvimos la primera reunión con la Gobernadora que fue reveladora, un antes y un después de nuestra vida política, ya que fuimos a pedir auxilio porque no teníamos dinero para pagar ni el aguinaldo ni los sueldos de los empleados municipales y nos encontramos con una Gobernadora que nos recibió sin banderías políticas y nos mostró cómo era la nueva política de trabajar juntos y nos dio no sólo el apoyo económico sino también nos puso a disposición el equipo de Economía de Provincia, con quienes caminamos juntos para poder estabilizar los números que habían quedado de la anterior gestión”.
En otro orden, Bertellys manifestó que “en Azul tenemos mucho para agradecer porque después de muchos años nuestra ciudad está pasando por una etapa donde la inversión en obra pública es la mayor en toda la historia de la ciudad”.
Al brindar detalles de la obra indicó que tiene 4100 metros de largo, 8 metros de nivel promedio en su extensión y una base de alrededor de 60 metros donde se construyó un terraplén. A continuación, le solicitó a Vidal su acompañamiento ante el Gobierno Nacional ante el cual se comenzó a gestionar la construcción de la presa del Arroyo Videla.
Por otra parte destacó que “esta obra tiene un símbolo político porque la comenzó a soñar un radical, la empezamos a construir los peronistas y la termina una representante del PRO. Es un símbolo de la nueva política que permite llevarle la solución a los vecinos para quienes debemos trabajar sin miramientos políticos”. Y acotó que “la inauguración de esta obra representa el nuevo Azul que comienza donde tenemos muchos más trabajos en marcha y otros licitados. Es el Azul del sí se puede”.