venta-de-autos-usados-5anftvg6u2c0

La venta de autos usados se derrumbó en octubre un 22,6 por ciento respecto a igual mes de 2015 y sumó en diez meses una baja de 16 por ciento interanual, informó hoy la Cámara del Comercio Automotor (CCA), y reclamó planes de financiación «barata» para impulsar a ese mercado.

De acuerdo al reporte de la entidad, la comercialización de vehículos usados alcanzó en octubre a 125.527 unidades lo que representa una caída de 7,78 por ciento frente a septiembre último.

El balance de ventas en los primeros diez meses del año fue negativo en todas las provincias del país en relación a igual lapso de 2015. La de Buenos Aires registró una caída de 16,8 por ciento entre enero y octubre, que superó el promedio nacional y quedó en quinto lugar en el ranking de las que mayores bajas sufrieron en el sector.

El presidente de la Cámara, Alberto Príncipe, lamentó que «el mercado del auto usado sigue sin reaccionar» y destacó que el sector «desde enero hasta el presente, nunca pudo tener un mes positivo».

Según el informe, en lo que va de este año todos los meses finalizaron con caída de ventas en la comparación interanual: enero (-11,7 por mciento); febrero (-11); marzo (-5,69); abril (-13,9); mayo (-10,6); junio (-29,9); julio (-24,1); agosto (-7,7); y septiembre (-18,7).

«Teníamos expectativas para el segundo semestre pero vemos que las metas no se están cumpliendo», admitió Príncipe y evaluó que «esto se debe por la no aceptación del público en general de un ajuste de precios de acuerdo a las ofertas y de los planes de financiación a tasa blanda que se ofrece para los autos nuevos».

Sobre este último punto, el directivo reprochó: «No puede ser posible que durante los últimos dos años, ante peticiones elevadas a los gobiernos de turno para poder obtener financiación barata, no hayamos encontrado respuesta de ningún tipo».

«Pese a todo, el mercado se mantenía con ventas al contado o entregando usados y efectivo. Todo esto cambio desde el comienzo de año y hoy la financiación es imprescindible para nuestras operaciones», reclamó. Príncipe señaló que «muchos particulares siguen tomando el precio de lista de estos autos ofertados para calcular la depreciación de su automóvil», y sostuvo que «las agencias hace rato tomaron la decisión de adaptarse a la nueva realidad del negocio».

«Creemos firmemente en la recomposición de nuestro sector como lo hemos hecho en otras oportunidades. Sabemos los costos de todo esto y el deterioro económico que esto significa, pero la única manera de recuperarnos es mediante nuestra profesionalidad y el esfuerzo puesto en nuestro trabajo», planteó el empresario. El informe detalló que las mayores caídas en la venta de autos usados en enero-octubre, comparado con el mismo período de 2015, se registraron en Mendoza (-20,1 por ciento); Córdoba (-19,7); Entre Ríos (-19,1); Santa Fe (-17,5); Buenos Aires (-16,8); Santa Cruz (-15,9); Capital Federal (-15,9), y Tierra del Fuego (-15,7). Le siguen Tucumán (-13,4); Misiones (-13,2); Chaco (-12,4); San Juan (-11,6); Salta (-11,4); San Luis (-11,4); Chubut (-11,1); Jujuy (-10,7); Santiago del Estero (-10,2).

En menor medida, la transferencia de autos usados también se retrajo en las provincias de Río Negro (-9,79); Neuquén (-9,56); Corrientes (-8,27); Catamarca (-6,98); La Rioja (-4,71); Formosa (-2,27); y La Pampa (-1,97)