En la sesión del Concejo Deliberante azuleño del lunes post PASO se aprobó un nuevo pedido de interpelación contra el intendente José Inza, tal como lo anticipó el portal Letra P.

Es para que explique y aclare el contenido de varios documentos que contienen decretos, actos administrativos, sobresueldos y horas extras que despertaron la sospecha de los ediles y parte de la sociedad.

Será la segunda vez que pasa por esta instancia de interrogación desde que comanda la ciudad en 2011, y por los pasillos de la municipalidad hay quienes pronostican que esta vez sería suspendido en el corto plazo, corriendo la misma suerte que el hoy intendente destituido de Necochea, Horacio Tellechea.

El presidente del bloque del Frente para la Victoria, Luis Conti, explicó que todos los bloques acordaron que este pedido sea presentado después de las Primarias del domingo, para que no se contamine la decisión electoral. “Me duelen muchísimo los errores que están saliendo a la luz”, se lamentó.

Desde el propio oficialismo hay críticas contra la gestión del intendente, a quien le achacan poca autocrítica, y hasta “muy poca humildad para reconocer la derrota; por eso les es más fácil tirar la pelota afuera”.

“Sería prudente que el intendente concurra con los funcionarios que designe y no con tribuna que puede aguardar cerca del recinto para no entorpecer, viendo lo sucedido en la anterior interpelación, sobre la tercerización del cobro de tasas vencidas”, dispararon en ese sentido concejales oficialistas.

Todo el Concejo Deliberante votó positivamente este nuevo llamado a interpelación contra Inza, excepto dos ediles cercanos a él.

Se llevará a cabo el lunes 26 de agosto a las 20 horas.