El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, se sumó hoy a las voces oficiales que se despegaron de la convocatoria impulsada para este sábado 1 de abril en respaldo a la actual administración, aunque agradeció el gesto y consideró que está «bien» que se manifiesten quienes así lo deseen.

Pinedo destacó que la que se prepara para pasado mañana a Plaza de Mayo «es una marcha que convocan algunos ciudadanos independientes, que se está motorizando por las redes, y el Gobierno se ha limitado a decirles ‘gracias por el apoyo que le expresan’ pero el Gobierno no participa».

El senador nacional insistió en señalar que la cita prevista para este sábado «es una manifestación espontánea de un grupo de gente».

«Me parece bien que la hagan, pero no es una movilización que hace el Gobierno», reiteró y aclaró que él «personalmente» no va a participar.

La semana pasada, en el programa televisivo que conduce Mirtha Legrand por canal 13, el presidente Mauricio Macri se había manifestado en el mismo sentido. «No convocamos a ninguna marcha de apoyo para nuestra gestión, pero está bueno que la gente se exprese», analizó el jefe de Estado.

Macri añadió: «Estamos seguros de lo que estamos haciendo. Creo que la situación de la Argentina será mejor en 2017, que volveremos a crecer, y así lo haremos en 2018 y 2019».

La marcha pro Gobierno, alentada «en defensa de la democracia, la paz y la libertad», comenzó a gestarse desde las redes sociales tras las advertencias de altos funcionarios nacionales y referentes de Cambiemos sobre el presunto accionar destituyente de sectores de la oposición, particularmente del kirchnerismo.

La convocatoria se da luego de las marchas del 24 de marzo en conmemoración del último golpe militar, donde sectores kirchneristas y de izquierda lanzaron durísimas críticas contra la Casa Rosada y el Presidente.
«Macri, basura, vos sos la dictadura», coreaban ese día miles de voces frente a la Casa Rosada.

La cita a favor del Gobierno se enmarca también en un clima de efervescencia social, atravesado por los paros docentes, marchas y huelgas impulsadas por la CTA y el paro del 6 de abril anunciado por la CGT en contra de las políticas públicas y en reclamo de un cambio de rumbo.

 

Fuente: www.dyn.com.ar (DyN)