Con ayuda de intendentes del PJ y del massismo, Cambiemos convirtió en ley la reforma al régimen jubilatorio de los empleados del Banco Provincia, al tiempo que avanzó también con la eliminación de las jubilaciones de privilegio y con cambios en el sistema de exenciones a las cooperativas de la provincia.

En otra sesión dominada por la tensión y los fuertes cruces entre el kirchnerismo y el oficialismo, Cambiemos logró avanzar con la iniciativa más polémica del paquete enviado por la gobernadora María Eugenia Vidal gracias a la ayuda del bloque “PJ Unidad y Renovación” en Diputados y del Frente Renovador en el Senado. En rigor, ambas fuerzas rechazaron la ley, pero facilitaron con diferentes estrategias el número para darle tratamiento.

Al igual que con el debate por la reforma previsional en el Congreso nacional, en Diputados el oficialismo logró aprobar los cambios al sistema de retiros del Bapro por la colaboración del PJ no kirchnerista. Luego de un álgido debate de varias horas, los bloques de Unidad Ciudadana, Frente Renovador, Peronismo Kirchnerista y el FIT resolvieron levantarse de sus bancas para hacer caer el quórum de la sesión.

Sin embargo, tres integrantes del “bloque de los intendentes” (Federico Otermín, Marisol Merquel y Fabiana Bertino) y una del randazzista “Convicción Peronista” (Alejandra Martínez) se quedaron en sus lugares permitiendo al oficialismo contar con el número para seguir sesionando. La votación, finalmente, terminó con 44 votos a favor y 4 en contra.

La movida expuso más que nunca la fractura del peronismo en la Legislatura: el kirchnerismo reprochó en duros términos la actitud de sus pares, con quienes compartieron listas en las elecciones de octubre. El principal blanco de los ataques fue Otermín, el delfín de Martín Insaurralde en la Legislatura. Es que el exfuncionario de Lomas de Zamora dio un encendido discurso contra la iniciativa, al alegar que no iba a “votar contra los trabajadores”. Al final del debate, su par Santiago Révora (Unidad Ciudadana) lo increpó y dijo que los integrantes de su bloque “fueron en nuestra lista de Unidad Ciudadana, pero hoy le mienten a la gente diciendo que van a votar en contra cuando fueron cómplices de Cambiemos”.

En el Senado, en tanto, quienes le allanaron el camino al oficialismo fueron los dos integrantes del Frente Renovador, José Luis Pallares y Fernando Carballo. Cambiemos necesitaba de algunas ausencias para poder tratar el proyecto “sobre tablas” con dos tercios de los votos, y ambos ingresaron al recinto una vez que ese trámite estuvo cumplido.

Ante los abucheos de sus pares de Unidad Ciudadana y otros que bajaban de los palcos, Pallares ensayó una insólita excusa: “Fui a hablar con un diputado de mi espacio para armonizar el discurso de hoy cuando me enteré que había comenzado la sesión”, sostuvo, al tiempo que acusó a sus pares de buscar “estigmatizarlos” y de hacer “especulaciones” en torno a la actitud de su espacio. Además, responsabilizó a “la interna del PJ en Diputados” de que la ley haya sido aprobada.

Finalmente, y tras un largo y trabado debate, el oficialismo impuso su mayoría de 29 votos contra 16 de la oposición.

 

Fuente: dib.com.ar