La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, volvió a apuntar con dureza a los rivales peronistas de Cambiemos, y sostuvo que la fuerza que lidera volverá a ser “una alternativa como en 2015” para enfrentar a “los mismos que formaron parte de un sistema” al que calificó de “mafioso”.

Vidal encabezó ayer por la tarde un acto en la ciudad balnearia de Mar del Plata junto a los principales candidatos del oficialismo, y volvió a utilizar como blanco de su discurso al grueso de la oposición peronista, a la que acusó de haber gobernado la provincia de Buenos Aires en complicidad con “las mafias”.

“Les pido que piensen un minuto antes de votar y lean las boletas, que miren los nombres, y que piensen si alguno de los nombres, que no es este equipo, les van a dar las respuestas que no les dieron en 25 años”, señaló la mandataria, quien buscó apuntar así a los principales contendientes del oficialismo, agrupados en Unidad Ciudadana, “1País” y el Frente Justicialista.

En esa línea, les pidió a los votantes que “piensen” si alguno de esos nombres “que formaron parte del sistema que se benefició a sí mismo y no a la gente”, les puede dar “respuestas” o sostener “las peleas contra las mafias de las que fueron cómplices”.

En relación a los postulantes de Cambiemos, Vidal indicó que “no vienen a prometerles nada, no van a hacer ningún discurso que quede en la nada. Quieren y están comprometidos con la provincia, y cuando la campaña se termine, el 23 de octubre ellos van a seguir trabajando por la provincia como yo”.

“Ellos tienen un compromiso para trabajar por los bonaerenses, no para llegar a la Casa Rosada”, manifestó la mandataria, en una clara alusión a los postulantes de Unidad Ciudadana, Cristina Fernández, y de “1País”, Sergio Massa.

Vidal pidió a los vecinos “un voto de confianza por la confianza que ya demostramos” porque, según sostuvo, “hay un equipo que va a dar las respuestas que no se dieron en 25 años”. “Quiero pedirles que el domingo (cuando se realicen las PASO) nos acompañen. No es un acto de fe ciega. Les piden que acompañen a este maravilloso equipo porque fuimos coherentes, porque nos comprometimos a lo que podíamos cumplir, porque les dijimos que íbamos a pelear contra el mal en la Provincia, y lo hicimos”, prosiguió la mandataria, quien estuvo acompañada por los precandidatos a senadores Esteban Bullrich y Gladys González, y a diputados Graciela Ocaña, Héctor «Toty» Flores y Guillermo Montenegro. Del acto también participaron el precandidato a senador por la Quinta sección, el periodista Franco Bagnato, y la candidata local Vilma Baragiola. No estuvo presente el intendente local, Carlos Arroyo, quien mantiene una relación muy tensa con el Gobierno bonaerense.

En otra crítica a la oposición, Vidal señaló que “es fácil contar lo que está mal, lo difícil es arreglarlo, hacerse cargo”.

Por su parte, Bullrich sostuvo que “todos los días este equipo está trabajando para que no pierda fuerza esa esperanza. Nos dimos cuenta de que juntos podíamos cambiar la realidad. Se trataba de ser un gran equipo, de estar juntos para poder enfrentar en serio a las mafias. Salgamos de acá con una sonrisa de esperanza, con la convicción de que podemos estar mejor. El 13 llenemos la urna de votos”.

Finalmente, Ocaña aseveró que “estamos trabajando para cambiar nuestra provincia y el país. Necesitamos de cada uno de ustedes, que nos acompañen con su voto, convenciendo al amigo, al vecino, al compañero de trabajo de que el cambio es posible, que nos e dejen ganar otra vez por la desesperanza”.

 

Fuente: dib.com.ar