El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, manifestó hoy la «preocupación» de la cartera por la informalidad laboral y ratificó que «no están dadas las condiciones» para que la CGT convoque un paro general, al cabo de una reunión que mantuvo con el interbloque de senadores de Cambiemos.

Triaca aseguró que en materia laboral «no vamos a presentar un proyecto que no tenga consenso de las partes» y marcó que las propuestas «son el debate que tiene la cotidianeidad que nos dé la oportunidad política», en declaraciones que formuló después del encuentro con los senadores, del que prácticamente se avisó sobre la hora.

Empero, el ministro dijo a la prensa que puntualmente «no se tocó el tema de una posible reforma laboral» pero confesó que «nosotros tenemos claro el diagnóstico» de la situación y con los legisladores «hablamos sobre los temas que más nos preocupan que tienen que ver con la informalidad laboral» y «el tema de la capacitación y la formación laboral», acotó.  Estimó que «esos van a ser seguramente temas de debate en conjunto con la CGT también».

Triaca citó que «estamos creciendo en el empleo más de 186 mil puestos de trabajo registrados año contra año mes de junio» y resaltó que «se han cerrado más del 95 por ciento de las paritarias, así que ha habido una posibilidad de recuperar muchos de los sectores laborales».

En ese contexto, reiteró que «no están dadas hoy las condiciones» para que la central obrera lleve a cabo un paro general aunque admitió que «no dejamos de reconocer por supuesto que hay sectores que aún tienen dificultades pero creemos que esto no motiva un paro general».

Respecto de la informalidad laboral, Triaca indicó que la cartera ha «trabajado con la CGT viendo oportunidades para hacer un blanqueo laboral» y además «tenemos que trabajar las cuestiones de fiscalización, todo lo que tiene que ver con el tema normativa».

Fuente: Agencia Diarios y Noticias (DyN)