El reclamo por un bono de fin de año comenzó a gestarse en varias comunas bonaerenses. Sin embargo, el contexto parece adverso para los trabajadores municipales: mientras el Gobierno nacional ya anunció que no pagará suma extra a estatales ni jubilados, los intendentes avanzan en planes de austeridad y buscan reducir gastos.

Asimismo, según publicó hoy Diario Extra, en varios municipios aún no se lograron acuerdos sobre los aumentos del segundo semestre, que en la mayoría de los casos incluían la famosa “cláusula gatillo” para rediscutir salarios en caso de que la inflación superara las subas otorgadas.

Desde Pilar, en tanto, ya calificaron como “difícil” la posibilidad de otorgar un bono este año, y si bien los municipales esperaban en principio que el Ejecutivo igualara la suma del año pasado de 1.800 pesos, ahora los gremios reclaman al menos un vale por mercadería. Los empleados nucleados en ATE ya presentaron el reclamo formal en ese sentido, mientras que el Sindicato de Trabajadores Municipales (SMT) hará lo mismo en las próximas horas.

“Estamos solicitando un incentivo para los compañeros municipales, ya sea dinero en efectivo o un vale por mercadería”, dijo al diario El Resumen el secretario general del STM Luis Molina. “Sabemos que el gobierno dijo que no habrá bono para los estatales, jubilados y pensionados, pero nosotros igualmente vamos a pedir un bono de mercadería por 1.500 o 2.000 pesos, esa es nuestra propuesta desde ATE”, dijo por su parte el titular del gremio a nivel local, Oscar Radaelli.

Mientras tanto en Balcarce, el bono también está prácticamente descartado. Incluso, el intendente Esteban Reino dijo que analiza pedir una ayuda económica a la Provincia para poder cumplir en tiempo y forma con los aguinaldos. “Nosotros venimos de una situación muy compleja y en estos casi dos años hemos tratado de ir ordenando los números pero todavía nos está costando disminuir el fuerte déficit que nos dejó el gobierno anterior. Por eso, en este contexto es muy difícil que podamos brindar un dinero extra que no lo teníamos contemplado en el presupuesto”, argumentó. En ese distrito, el Sindicato de Trabajadores Municipales había solicitado un bono de 1.000 pesos.

Las dificultades para pagar salarios y el aguinaldo también preocupan en Chascomús: desde el Ejecutivo local admitieron en los últimos días que sin el presupuesto 2017 -que fue votado en el Concejo, pero vetado por el Ejecutivo, disconforme con las modificaciones- no pueden asegurar los sueldos hasta fin de año.

 

Fuente: dib.com.ar