en casa rosadaMiembros del partido Bandera Vecinal, liderada por Alejandro Biondini, estuvo en el anuncio de Marcos Peña en la Casa de Gobierno. El Gobierno negó haberlos convocado.

La presencia en la Casa Rosada de dirigentes del partido tildado de neonazi Bandera Vecinal generó este viernes fuerte polémica ya que el Gobierno negó haberlos convocado, pero el sello resaltó que «nadie se coló».

El espacio liderado por Alejandro Biondini participó el pasado jueves de una reunión de las juventudes partidarias que encabezaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña; la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley; y el subsecretario de Juventud, Pedro «Piter» Robledo.

Los representantes de Bandera Vecinal que estuvieron en el Salón Sur de la Casa de Gobierno fueron Gastón Gama y Gabriel Kloster, quienes también participaron de las fotos oficiales que retrataron la jornada.

«La Subsecretaría de Juventud confirmó que las dos personas que asistieron al encuentro, sindicadas de pertenecer al partido ´Bandera Vecinal´, se identificaron como representantes de un ´partido vecinalista´. En ningún momento se revelaron como pertenecientes a la mencionada agrupación, ni fueron invitados a participar de la reunión realizada en la Casa de Gobierno», sostuvo Robledo.

En declaraciones a Radio 10, el funcionario nacional insistió en que el espacio liderado por Biondini «no fue invitado» y afirmó que cuando llegaron Gama y Kloster «se presentaron como un partido vecinal y quienes estaban en la recepción cometieron el error de darles paso como si hubiesen sido invitados», ya que «les vendieron sanata».

«Cuando se presentaron en la sede gubernamental sólo expresaron su interés en acudir al evento», justificó el subsecretario a través de un comunicado oficial.