Más de 2700 infracciones de tránsito, 300 rodados incautados y 478 licencias de conducir retenidas fue el resultado de los operativos de interceptación integrales montados en las rutas de la costa atlántica por efectivos de la Superintendencia de Seguridad Vial del Ministerio de Seguridad provincial.

En el marco del Operativo Sol 2018, el relevamiento abarca desde el 21 de diciembre del año pasado hasta el 15 de enero, e informa que del total de autos secuestrados, 185 fueron porque sus conductores superaron los límites de consumo de alcohol.

Además, se realizaron más de 33 mil controles de alcoholemia donde se contabilizaron 853 casos con resultado positivo, es decir, la presencia de alcohol en sangre entre 0 y el máximo número permitido (0,5 ml/g es el tope para autos particulares) por la normativa, a la vez que hubo 185 casos donde se detectó un exceso del límite aceptado (punitivos).

Según se informó en un comunicado, la incorporación de tecnología fue clave para ampliar y profundizar los controles que incluyeron, además de los radares de velocidad, la utilización de un dispositivo lector de huellas llamado Morpho Rapid Id (que coteja la información con una base de datos de pedidos de captura y antecedentes); el sistema conocido como Trasa (Terminal de Reconocimiento Automático de Secuestro Automotor), que identifica la chapa patente para advertir posibles irregularidades del dominio automotor; y un Lector Digital de código QR para comprobar impedimentos legales en obleas de VTV y Licencias de Conducir.

 

Fuente: dib.com.ar