corrupcion

Una encuesta realizada por la Universidad Siglo 21 reveló que 8 de cada 10 argentinos tiene una valoración negativa de sus políticos, mientras que el 70,1% considera que están involucrados en hechos de corrupción y el 72,1% que responden mayoritariamente a intereses propios. Además,en torno a la valoración sobre el rendimiento de las políticas de Estado, la mayoría fueron calificadas como ineficaces o parcialmente eficaces

Siete de cada diez argentinos considera que los políticos de nuestro país son corruptos

El nivel de credibilidad de los argentinos en los políticos y las instituciones fue el tema de consulta de la última encuesta que realizó la Universidad Siglo 21 cuyos resultados dejaron entrever que el sistema está en crisis.

Es que 7 de cada 10 encuestados considera que los políticos están involucrados en hechos de corrupción y 4 de cada 10 los considera incapaces. Como si fuera poco, el 40% asevera que la situación económica del país era mejor en 2015 y el 60% espera que la situación se revierta en 2017.

Pero también hubo otras conclusiones alarmantes. En este sentido, el 60,5% de los encuestados consideró que los políticos no cumplen sus promesas de campaña. En la misma línea, el 70,1% considera que están involucrados en hechos de corrupción y el 72,1% que responden mayoritariamente a intereses propios en vez de buscar el interés general.

Sin embargo, en relación a la capacidad de cumplir sus deberes de funcionario público, la opinión se muestra más dividida, el 48,7% se manifiesta indiferente mientras el 40% los considera directamente incapaces. En tanto que sólo 1 de cada 10 tiene conceptos positivos sobre los mismos.

Además, 1 de cada 4 encuestados cree que Argentina está peor que el resto de los países de Latinoamérica, mientras que 1 de cada 2 piensa que no existen diferencias entre los países de la región.

Respecto de la comparación de los niveles de corrupción entre Argentina y los países europeos, el 67% de los argentinos creen que nuestro país tiene un mayor nivel de corrupción, mientras que sólo el 6% cree lo contrario.

Otra de las dimensiones contempladas en el estudio es el rendimiento de las políticas de Estado que, en su mayoría fueron calificadas como ineficaces o parcialmente eficaces. Las que presentan mayores índices de ineficacia según los encuestados son: la lucha contra la delincuencia (58,7%), la reducción del narcotráfico (55,4%), la reducción de la corrupción (54,5%) y la reducción de la contaminación ambiental (45,7%).

Otro de los aspectos en los que el estudio indagó fue cómo evalúan la prestación de los servicios básicos del Estado. En este sentido, la dimensión más descuidada para los argentinos es la seguridad. Así, un 59,8%, de los encuestados la evaluó negativamente mientras que un 37,7% de manera regular y sólo un 1,7% como positiva.