La terrible noticia se dio conocer hoy a la mañana, horas antes de la manifestación que tenían programada los trabajadores en busca de una solución a su desesperante situación laboral.

Cristian Lara de apenas 28 años, era padre de 4 hijos y desde hacía muchos meses no cobraba, como consecuencia del desmanejo y la irresponsabilidad de los empresarios que dejaron a los obreros en un abandono total.

Lara vivía en una casa contigua a la industria de calle Laprida y mientras estaba con su familia tomó la fatal decisión de quitarse la vida ahorcándose en un galpón de su vivienda. Hace unos días en el programa periodístico PRIMERA PLANA, el trabajador se expresó desesperado “ya no podemos mas”

Ahora a la lucha de sus pares, además de los reclamos laborales se le suma los esfuerzos por hacer justicia por la vida de su compañero.