Tras semanas de desacuerdos, marchas, retenciones de servicios y paros, los empleados municipales de Patagones resolvieron aceptar la propuesta de aumento salarial del intendente José Luis Zara.

De esta forma, al 5 por ciento de aumento que habían obtenido en enero se suma un 10 por ciento al básico a partir de marzo y una suma fija no remunerativa en junio, que será de 355 pesos, lo que equivale al 10 por ciento del salario de los trabajadores de la categoría más baja (C1), un 6,5 por ciento para los de categoría 9 y un 5 por ciento para quienes están en las categorías 10 a 12.

La propuesta se completa con un 10 por ciento en julio (5 por ciento al básico y otro tanto remunerativo, que recién pasará al básico en septiembre). La decisión de aceptar esta propuesta surgió de dos asambleas que se realizaron hoy en el hospital y el corralón, con afiliados a los gremios Asem-Fesimubo, Soyem y ATE.

“El ofrecimiento, por el momento, está siendo aceptado, así que el jueves estaremos firmando el acuerdo salarial”, adelantó Gustavo Paletta, de ATE Patagones. El sindicalista dijo que en los días que resta se intentará avanzar con otras demandas de los gremios, como la puesta en marcha de un convenio colectivo de trabajo, recategorizaciones y pases a planta permanente (el último que se hizo fue hace dos años).

La resolución del conflicto surgió ayer, luego de que el intendente Zara anunciara que aplicaría la primera parte de su oferta salarial (el 10 por ciento al básico a partir de marzo) por decreto. El titular de ATE, Gustavo Paletta, señaló que “esto es una primera parte de la paritaria, por lo que nos volveremos a sentar a negociar en septiembre. En estos casos uno nunca queda conforme porque siempre va por más”, concluyó.

Por otro lado, los municipales de Mar del Plata iniciaron hoy un paro de actividades en un inusual marco de tensión, luego de que el intendente Carlos Arroyo anunciara ayer que va a descontar los días no trabajados.  Ante la falta de acuerdo en las paritarias municipales, la comisión directiva y cuerpo de delegados del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) ratificaron el cese total de actividades para hoy, en oficinas municipales y establecimientos educativos bajo la órbita de la comuna. Sólo estarán disponibles las guardias en los cementerios, salas de salud, predio de disposición final de residuos y dependencias que así lo requieran.

Desde el STM anunciaron que no hubo acuerdo con el Ejecutivo, quien propuso un aumento salarial del 18 por ciento a pagar en cuatro cuotas, mientras que desde el gremio exigieron un incremento del 25 por ciento en no más de tres cuotas, con cláusula gatillo y retroactivo al mes de febrero.

 

Fuente: dib.com.ar