En horas de la mañana de ayer se realizó en el depósito del Corralón Municipal, el acto de entrega de cinco nuevos patrulleros que fueron adquiridos a través del Programa de Descentralización que implementa la Provincia.

La entrega fue encabezada por el Intendente José Eseverri; el Jefe de Gabinete, Héctor Vitale, y el Director de Control Municipal, Renaldo Améndola, junto al  Jefe de la Departamental, Comisario Mayor Gustavo Carreiras; el Jefe Distrital, Ricardo Tévez y los responsables de las comisarías locales. También estuvieron presentes el fiscal Martín Pizzolo, integrantes del Consejo de Seguridad y de la Federación de Sociedades de Fomento.

El evento, comenzó con la bendición de los vehículos. Tras la cual, el Intendente dijo que los móviles licitados por el Municipio de Olavarría “en su momento se adquirieron con recursos del Gobierno Provincial que ya están autorizados para su funcionamiento”.

Además agregó que se prevé “la llegada de 20 móviles más que están en el proceso final de la compra, la contratación del seguro, el ploteado, para ponerlos también a disposición de la custodia de las cuadrículas”.

El Jefe Comunal aprovechó la oportunidad para comentar “las circunstancias que se han vivido ayer que hacen a la seguridad en nuestra ciudad para destacar el accionar de la policía y para hacer hincapié en algunas cosas que nos vienen pasando y que venimos reclamando desde la política, con el acompañamiento de la policía y del poder judicial”.

“Ha habido durante todo este tiempo una evolución de las causas del delito en la Argentina, en la ciudad, en la provincia de Buenos Aires que tiene que ver con que hace rato venimos diciendo que atrás de las causas del delito está la droga y no es casual que un operativo realizado por la policía de seguridad de Olavarría se haya logrado encontrar la droga que se halló”.

“Para nosotros es un hecho sumamente importante, destacamos la actuación policial, la actuación del fiscal. Espero que esto también active los mecanismos de la policía vinculada al narcotráfico, el poder judicial y las acciones vinculadas a lo que tiene que ser la investigación”.

“Olavarría es una ciudad que tiene todo el derecho a vivir tranquila, todo el derecho a que no haya robos de dinero buscando la posibilidad de acceder a la droga. Tenemos que estar atentos a esto, lo veníamos reclamando hace tiempo y una prueba de los que estábamos diciendo estaba en el camino cierto es lo que pasó ayer. No queda más que felicitar por la labor policial, por el empeño que se está poniendo en el día a día, sabiendo que hay una voluntad decisiva de cuidarnos y custodiarnos porque nos merecemos vivir en una sociedad tranquila”, concluyó José Eseverri.