La sesión especial para debatir la reforma previsional en la Cámara de Diputados quedó levantada esta tarde, ante la protesta de legisladores opositores que pedían no debatir la polémica iniciativa que dispone cambios jubilatorios.

Al argumentar que no se cumplía con el reglamento, entre gritos e insultos, los diputados pedían suspender el debate apenas comenzado.

Ante el clima de tensión, la diputada de Cambiemos, Elisa Carrió, indicó: «Pido que levanten esta sesión escandalosa».

«Vamos a ganar la votación, será esta semana o la otra, la vamos a ganar», bramó la diputada oficialista. .

Fuente: Noticias Argentinas