El gobierno de María Eugenia Vidal ampliará el beneficio del boleto estudiantil gratuito para los alumnos de 14 universidades públicas nacionales con sede en la provincial -casi todas del Conurbano-, una medida inédita que beneficiará a unos 290 mil estudiantes cuyos domicilios estén ubicados a más de dos kilómetros de los lugres dónde cursen sus estudios.

La novedad, que será anunciada hoy por la gobernadora y tendrá una aplicación gradual: en una primera etapa regirá para los estudiantes de las universidades de Avellaneda, Lanús, Luján y Moreno, donde llegará, estiman en el Ejecutivo, a unos 62 mil estudiantes, una cantidad similar a los 66 mil alumnos de la Universidad de La Plata, la única casa de estudios de este nivel dónde rige, desde el año pasado.

Según informó el gobierno, el beneficio se aplicará en el curso de este año a las universidades de Tres de febrero, Oeste, José C Paz, Jauretche, Quilmes, Hurlingham, San Martín, Ezeiza, La Matanza y Lomas de Zamora. El programa tiene un costo total de 550 millones de pesos para este año y cuando esté completamente aplicado beneficiará a unos 290 mil alumnos, en general de universidades nuevas –muchas abiertas durante el gobierno anterior- ubicadas en zonas pobres del Gran Buenos Aires.

La operatoria será sencilla: el subsidio que transforma a los pasajes en gratuitos está destinado a los pasajeros. Por eso, todos ellos contarán a partir de ahora con 45 viajes mensuales que la Provincia acreditará en la tarjeta SUBE registrada a su nombre. Ese fondo no será acumulativo, es decir que deberá usarse dentro del mes.
facultad.

Las autoridades ataron el otorgamiento del beneficio al rendimiento educativo: el joven deberá vivir a más de 2 kilómetros de la institución educativa y ser alumno regular. En el caso de que curse segundo año o posterior, haber aprobado tres materias en el año anterior y una materia en el semestre inmediato anterior.  Además, si se consume la totalidad de los viajes antes de la finalización del mes, el alumno pagará tarifa normal hasta que se acrediten los viajes del mes siguiente. Los viajes deberán ser dentro de la Provincia de Buenos Aires y mediante líneas de transporte provinciales.

De este modo, Vidal amplía el beneficio que comenzó a aplicar el año pasado, a partir de una ley sancionada en 2015. Actualmente, en nivel inicial y primario, los chicos viajan gratis con guardapolvo o uniforme escolar. En tanto, en el nivel secundario deben presentar el carnet que tramitan con certificado de alumno regular en la línea de colectivo que utilizan para ir a la escuela.

Hasta ayer, fuentes nacionales y provinciales evaluaban la posibilidad –no confirmada todavía- de que Vidal compartiera el anuncio con el ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, en momentos en que es mencionado como posible candidato a senador nacional por Cambiemos.

 

Fuente: dib.com.ar