cicop3

Teniendo en cuenta la previa, el final era de esperarse. «No trajeron ninguna propuesta en relación a lo salarial», reprocharon desde CICOP. Este viernes se reúnen para definir medidas de fuerza.

La mesa técnica con los médicos convocada por el gobierno de la provincia de Buenos Aires para este jueves a la tarde no tuvo el final esperado por las autoridades y terminó fracasando. Los profesionales de la salud afiliados a CICOP fueron con la intención de cerrar la paritaria del año pasado y, como habían anticipado desde el ministerio de Trabajo que conduce Marcelo Villegas, ese no era el plan de la reunión. «Por supuesto que se avizora continuidad del conflicto en los servicios de salud de la provincia», dijo el titular del gremio, Fernando Corsiglia.

«El jueves se convocará a una reunión de mesa técnica, cuyo único objeto es seguir debatiendo algunos aspectos del plan de regularización de becarios, para eliminar la precarización de las figuras de contratación dentro de toda la órbita de la Provincia y, en particular, en salud con los becarios», le habían dicho a Letra P fuentes de Trabajo. Con esto, descartaban de antemano tener la intención de negociar un aumento salarial.

«No vamos a hablar de plata», remarcaron antes del encuentro. En la doble mesa de este jueves (13 y 15 horas) los funcionarios del gobierno de María Eugenia Vidal iban dispuestos a tocar el tema de los cinco mil becarios que tiene Salud, de los cuales 1.500 corresponden a médicos. «Sobre esto, se había diseñado un cronograma que debe comenzar a ejecutarse y tiene algunas particularidades que van a ser objeto de coordinación, afinamiento, planificación y metodología para hacer adecuadamente los pases», explicaron fuentes del Gobierno provincial. «No se trata de un trámite fácil», remarcaron a este portal.

Lo concreto es que los médicos, con Corsiglia a la cabeza, fueron con sus intenciones originales, que son las que vienen expresando desde el año pasado. «CICOP planteó nuevamente los reclamos que son pendientes de la paritaria anterior y que están encabezados por salarios y pases a la planta. El gobierno no trajo ninguna propuesta en relación a lo salarial y sí lo que propuso es la continuidad de la discusión con respecto al tema pases a la planta, explicitando algunas de las dificultades existentes en el día de hoy para sus ingresos», resumió el titular de ese sindicato, minutos después de terminada la reunión de este jueves.

«Nosotros volvimos a decir que se estaba un tema que es muy importante pero que no es central para este momento, donde hay que resolver finalmente la paritaria del año 2016. Quedaron planteadas también nuestras demandas por las amenazas y amedrentamiento que se produjeron durante las medidas de fuerza del día 11 de enero. Esa actitud del gobierno no está contribuyendo ni de cerca a resolver el conflicto, sino que eventualmente lo está agudizando cada vez más», agregó.

Por último, detalló que «la reunión finalizó con el compromiso del gobierno de volver a hacer una convocatoria pero sin ninguna definición. Mañana, en nuestro consejo directivo resolveremos la convocatoria al congreso de delegados para la próxima semana y por supuesto se avizora continuidad del conflicto en los servicios de salud de la provincia».

Con este escenario así planteado, todo parece encaminarse a un nuevo paro en los hospitales. Fue precisamente el gremio de los profesionales de la salud quienes llevaron adelante el primer paro del año contra Vidal en la provincia de Buenos Aires, el pasado 11 de enero.