La primera jornada de paro realizada por los docentes en el inicio del ciclo lectivo generó una nueva tensión entre el Gobierno y los gremios, quienes manifestaron cifras encontradas sobre el nivel de adhesión. De acuerdo a la Provincia, el acatamiento rondó el 47%, mientras que desde los sindicatos sostuvieron que superó el 85%.

El conflicto salarial entre los gremios y la administración de María Eugenia Vidal, tras el rechazo de una oferta del 15% (con cláusula de revisión), sumó un nuevo capítulo en el comienzo del paro de 48 horas que impulsan Suteba, FEB y Udocba. Es que, mientras los sindicatos destacaron lo «contundente» que fue la medida de fuerza, el Gobierno la minimizó y buscó aminorar el impacto con la presencia de intendentes en distintos establecimientos escolares.

La FEB a través de un comunicado advirtió que el acatamiento fue del entre el 85% y el 90%, tras un relevamiento en «distritos clave». En tanto, el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, afirmó que el paro es «contundente» y que «tiene una adhesión del 85%». Mientras que fuentes de Udocba sotienen que la no concurrencia de maestros habría alcanzado el 87%, con mayor porcentaje en el conurbano aunque «parejo» en comparación con el interior.

En tanto, los números oficiales fueron mucho más bajos. Según el Gobierno, tras un seguimiento hecho «escuela por escuela», un 70% del sistema educativo «funciona con normalidad» en todos sus niveles y «en los establecimientos de gestión estatal el acatamiento al paro convocado por los gremios docentes alcanzó el 47%, mientras que en las de gestión privada llegó al 2,8%».

«Es algo menor que el año pasado, que fue en orden del 60%», detalló el ministro de Economía provincial, Hernán Lacunza. Asimismo, fuentes gubernamentales señalaron que el porcentaje de escuelas cerradas fue «ínfimo» y que las que se mantuvieron abiertas contaban con la presencia de docentes.

Vale recordar que, en una clara estrategia para amortizar la medida de fuerza, el Gobierno pagó en las últimas horas un plus de 4.500 pesos a los docentes que no se acoplaron a paros durante 2017 y anunció que volverá a hacer descuentos a quienes acaten al de ayer y hoy. «La idea es que las escuelas estén abiertas y que todos los chicos estén en ellas», aseguraron.

En la misma línea, para aminorar el impacto, varios intendentes de Cambiemos participaron hoy del inicio del ciclo lectivo en escuelas de sus distritos y salieron a difundirlo por redes sociales a través del hashtag #VolvemosAClases. Entre ellos, Jorge Macri (Vicente López), Ramiro Tagliaferro (Morón), Nicolás Ducoté (Pilar), Julio Garro (La Plata), Martiniano Molina (Quilmes), Pablo Petrecca (Junín), Diego Valenzuela (Tres de Febrero), Víctor Aiola (Chacabuco) y Héctor Gay (Bahía Blanca).

«Quiero agradecer especialmente al 75% de los docentes que hoy vinieron a dar clases en Morón. Todos queremos que nuestros maestros estén mejor y sin dudas el camino es el diálogo, pero con los alumnos en las aulas», dijo Tagliaferro, exmarido de la gobernadora Vidal.

 

Fuente: dib.com.ar