Los precandidatos presidenciales se mostraron en la tradicional Fiesta de la Vendimia en aquella provincia y bajaron mensajes de campaña.

massa-cobos

El gobernador bonaerense Daniel Scioli destacó su interés por “todo lo que refiere a las economías regionales, a la industria y a los productores”, tras asistir al tradicional desfile del Carrusel, en el marco de la Fiesta Nacional de la Vendimia 2015, que se desarrolla en la ciudad de Mendoza, junto a su par Francisco “Paco” Pérez.

“Mendoza es una de las grandes protagonistas de la agenda del desarrollo que se viene”, dijo el ex motonauta, insistiendo en su slogan de campaña, indicando además que “esto le hace muy bien al país y demuestra el espíritu de los emprendedores inducido por la cultura del trabajo”. Enfatizó sobre “la importancia a futuro de más competitividad y productividad a través del federalismo y la descentralización”.

Se hizo tiempo para visitar los trailers de la Ola Naranja donde se congregaron más de 300 jóvenes y luego, junto al vicegobernador mendocino Carlos Ciurca, mantuvo un almuerzo de trabajo con intendentes de esa provincia y los precandidatos a gobernador por Mendoza del Frente para la Victoria, Adolfo Bermejo y Guillermo Carmona.

“Hay que castigar la timba y eliminar las retenciones a las economías regionales”, dijo por su parte el líder del Frente RenovadorSergio Massa, también desde Mendoza y acompañado por el candidato a gobernador Alfredo Cornejo, en el desayuno de trabajo de COVIAR. Luego mantuvieron un encuentro con productores.

“Vamos a tener retenciones cero a las economías regionales, eliminación de los ROE y libertad de comercialización”, explicó el tigrense, y agregó que “hay que castigar la timba y eliminar las retenciones a las economías regionales. Vemos que la vitivinicultura, como gran mayoría de las economías regionales, están sufriendo, por eso creemos que ya es momento de eliminar retenciones. Es ahora el momento de armar un sistema de compensación y de abrir nuevos mercados. Si no somos inteligentes, vamos a tener una economía que sigue sufriendo. Sufre el productor y también el trabajador”.

“Le digo a los productores que no pierdan la esperanza, que Argentina marcha a economías regionales sin retenciones y con un fuerte subsidio para lo que es la logística y el transporte, a planificación de largo plazo; porque además si cambia Mendoza, cambia Argentina. Seguramente los mendocinos tienen la oportunidad no sólo en octubre sino antes de construir ese cambio a partir de Laura, Alfredo, a partir de ese cambio que comenzaron a construir hace unos meses los argentinos”, insistió.

Massa estuvo además acompañado además por Carlos Garetto, referente del equipo agropecuario del Frente Renovador y  miembros de ese espacio político.

También se hizo presente el ex gobernador mendocino y precandidato presidencial radical Julio Cobos. “Cualquiera de las fuerzas políticas que pretenden ser alternativa al actual gobierno no disponen de la cantidad de legisladores necesarias para producir cambios”, analizó desde su provincia.

“A la gente hay que ofrecerle una alternativa. El radicalismo va a tener una convención crucial y obviamente hay que repensar este espacio”, dijo a modo de autocrítica, tras los golpes internos que vienen sufriendo desde la creación del FAUnen.

“Se necesitan propuestas y acuerdos de gobernabilidad porque no sólo se trata de ganar una elección, sino de gobernar este país”, continuó en esa tónica.

“Estamos trabajando, pero lo más importante es que lo que más ha crecido es la idea del cambio. No es mi candidatura, es esta idea de que juntos los argentinos podemos construir una Argentina mejor donde todos vivamos mejor”, dijo Mauricio Macri, en el marco de la Fiesta.

“No podemos volver a confiarle nuestro futuro a aquellos que nos han gobernado en los últimos 25 años y nos han prometido de todo sabiendo que no cumplieron”, disparó, diciendo además que “hacen falta gobernantes que se hagan cargo de escuchar, de rendir cuenta, de trabajar en equipo, cualidades que yo encuentro” en Alfredo Cornejo”.

Para el jefe de Gobierno porteño, la Argentina “necesita un cambio en la forma de hacer política”, algo que “hay que entenderlo de una vez por todas gobierne quien gobierne”, porque “el Estado tiene que estar al servicio de la gente no de los intereses de la política”.

“Ha habido muchos vivos que se sirvieron del Estado para salvarse ellos, habiendo prometido que se van a ocupar de los demás. Nosotros queremos ocuparnos de los demás”, tiró.