La designación del doctor en psicología argentino, Alberto Trimboli, como titular de la Federación Mundial de la Salud Mental (WFMH), es un reconocimiento a su rica trayectoria en defensa del nuevo paradigma en la materia que hoy rige en nuestro país y que tiene a la interdisciplina, la inclusión socio sanitaria y los derechos humanos como pilares para que la persona con padecimiento mental tenga los mismo derechos que el resto”, señaló el Defensor del Pueblo Adjunto en Derechos Humanos y Salud de la provincia de Buenos Aires, Marcelo Honores.

Trimboli, que se desempeña como coordinador del Servicio de Adicciones del Hospital Álvarez, del barrio porteño de Flores, asumió en la India la presidencia de la Federación Mundial para la Salud Mental (WFMH, por su sigla en inglés), órgano consultivo de las Naciones Unidas.

“Para los que estamos comprometidos y luchamos a favor de los derechos de los usuarios de servicios de Salud Mental, es un privilegio que un argentino alcance esa posición en un organismo de tanto prestigio a nivel mundial”, destacó Honores.

Sobre la Ley Nacional 26.657 de Salud Mental, Trimboli sostiene que es la “mejor del mundo”, y entiende que “la interdisciplina es el pilar fundamental en los tratamientos, ya que la salud mental es un campo en el que convergen múltiples saberes para entender algo tan importante como es la persona”.

En esa línea, Honores respaldó los dichos de Trimboli en defensa de la ley argentina, frente al proyecto que pretende modificar el decreto reglamentario de la Ley de Salud Mental.

Fuente: Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires