comisarioEl Ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, encabezó hoy una recorrida por la ciudad de Berisso, acompañado por el intendente de ese distrito, Jorge Nedela y por comisarios de la región, para establecer un contacto directo con la comunidad y conocer sus inquietudes y necesidades. La actividad la desplegaron en simultáneo funcionarios de esta cartera y jefes policiales en numerosos distritos bonaerenses rurales y urbanos.

En ese contexto, el titular de Seguridad destacó que «tocar el timbre, saber lo que le pasa al vecino y que se sienta acompañado por la Policía es importante. Por un lado está el 911 para que llamen a las emergencias, y por otro es necesario que el policía tenga un contacto personal con la comunidad”

Asimismo señaló que «como fuerza política y como gobierno estamos acostumbrados y nos hemos hecho el ritual de tocar el timbre, ver qué le pasa al vecino en cada lugar que vamos y queremos que esta costumbre la vuelva a tener la policía, que vuelva esta relación entre la policía y la comunidad que lo rodea».

Por eso «hoy, en toda la provincia, todos los comisarios salieron a escuchar a los vecinos, en los barrios y en los centros comerciales, para tener un contacto directo y permanente, agrego Ritondo y enfatizó «esta es la idea de hoy en toda la provincia de Buenos Aires, desde los lugares rurales hasta las grandes ciudades. Queremos que el timbreo sea parte de una costumbre que a partir de hoy tenga nuestra policía».

La escena se repitió en decenas de localidades de la Provincia donde los Jefes policiales y los integrantes del gabinete del Ministro salieron a ponerse en contacto sin intermediarios con las preocupaciones de los vecinos.

Acercar la gestión de la administración provincial a los vecinos de los 135 municipios, fue un objetivo prioritario desde el comienzo del Gobierno de María Eugenia Vidal.

El Ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, encabezó hoy una recorrida por la ciudad de Berisso, acompañado por el intendente de ese distrito, Jorge Nedela y por comisarios de la región, para establecer un contacto directo con la comunidad y conocer sus inquietudes y necesidades. La actividad la desplegaron en simultáneo funcionarios de esta cartera y jefes policiales en numerosos distritos bonaerenses rurales y urbanos.

En ese contexto, el titular de Seguridad destacó que «tocar el timbre, saber lo que le pasa al vecino y que se sienta acompañado por la Policía es importante. Por un lado está el 911 para que llamen a las emergencias, y por otro es necesario que el policía tenga un contacto personal con la comunidad”

Asimismo señaló que «como fuerza política y como gobierno estamos acostumbrados y nos hemos hecho el ritual de tocar el timbre, ver qué le pasa al vecino en cada lugar que vamos y queremos que esta costumbre la vuelva a tener la policía, que vuelva esta relación entre la policía y la comunidad que lo rodea».

Por eso «hoy, en toda la provincia, todos los comisarios salieron a escuchar a los vecinos, en los barrios y en los centros comerciales, para tener un contacto directo y permanente, agrego Ritondo y enfatizó «esta es la idea de hoy en toda la provincia de Buenos Aires, desde los lugares rurales hasta las grandes ciudades. Queremos que el timbreo sea parte de una costumbre que a partir de hoy tenga nuestra policía».

La escena se repitió en decenas de localidades de la Provincia donde los Jefes policiales y los integrantes del gabinete del Ministro salieron a ponerse en contacto sin intermediarios con las preocupaciones de los vecinos.

Acercar la gestión de la administración provincial a los vecinos de los 135 municipios, fue un objetivo prioritario desde el comienzo del Gobierno de María Eugenia Vidal.