La Defensoría del Pueblo bonaerense solucionó la problemática habitacional de cinco familias de Bernal que habían sido desalojadas de un predio ubicado en el ex Frigorífico Penta, luego de llevar una mesa de gestión junto al municipio y el Arzobispado de Quilmes.

Durante una audiencia en la municipalidad, el organismo que conduce Guido Lorenzino recomendó que el Arzobispado se presentase como mediador para que las familias y las autoridades lleguen a una solución que beneficie a todas las partes.

Esto permitió que el Municipio agilizará un subsidio de 100.000 pesos para que Cáritas lleve adelante la reubicación de las cinco familias en emergencia habitacional. A su vez, el ejecutivo local se comprometió, una vez finalizada esta etapa, a otorgar subsidios individuales por 4.440 pesos a todas las familias que se encuentran incluidas en el censo social realizado por la Comuna.

En la audiencia participaron el secretario de Hábitat, Tierra y Vivienda de la Defensoría, Alejandro Rusconi; la secretaria de Desarrollo Social del municipio, María Angeles Sotolano; el delegado de la Pastoral Social, Pablo Reynoso; el vicario episcopal de solidaridad de Caritas, Juan José Vassallo: y representantes de las familias en emergencia habitacional.

“El 13 de abril recibimos a los vecinos de Bernal en la Defensoría y nos comprometimos a llevar adelante esta mesa de gestión con el municipio y el Arzobispado para que el derecho a la vivienda de estas familias sea resguardado”, indicó Rusconi.

Fuente: Defensoría del Pueblo