El pedido para que se prohíba, regule o se limite el uso de pirotecnia es la postura de la Defensoría respecto a este hábito que se generaliza en época de fiestas. Ante este escenario, recomendó a los municipios que elaboren ordenanzas contra la fabricación, comercialización, almacenamiento, transporte y uso de artículos de pirotecnia.

“Vemos que hay un fuerte rechazo de la gente pero las normas no acompañan este reclamo. De todos formas, hay un avance en ese sentido, ya que cada vez más municipios se suman a la prohibición, conscientes del severo daño que produce el uso de la pirotecnia”, expresó Lorenzino.

En esa línea, el Defensor del Pueblo también indicó que “es necesario que la Provincia promueva una ley para prohibir definitivamente esta práctica en todo territorio bonaerense, que se ponga del lado de las personas, en especial de las que sufren alguna discapacidad, quienes junto a los animales domésticos son los que más sufren por los estruendos que provoca la pirotecnia”.

Hasta hoy, 35 municipios prohibieron esta práctica: Ayacucho, Azul, Vicente López, Hurlingham, Necochea, Salto, Guaminí, Mercedes, Adolfo Alsina, Baradero, González Chávez, Daireaux, General Pinto, Coronel Suárez, Lincoln, Bahía Blanca, Lezama, Castelli, Chascomús, Zárate, Partido de la Costa, Florencio Varela, Avellaneda, Berazategui, Berisso, Junín, Coronel Rosales, Coronel Pringles, Bragado, Salliqueló, Rivadavia, San Pedro, Ramallo, Olavarría y Chivilcoy.

“Como todo cambio cultural, es progresivo. Nos alienta que cada vez más distritos prohíban la pirotecnia, y seguiremos adelante con las campañas de prevención para que las autoridades tomen conciencia de una vez por todas sobre esta problemática y que tomen decisiones al respecto”, puntualizó Lorenzino.

Fuente: Defensoría del Pueblo