de vidoEl juez federal Sebastián Ramos procesó al ex ministro de Planificación y al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, y les trabó embargos por $ 500 millones a cada uno en una causa en la que se investiga la renegociación de los contratos ferroviarios durante su gestión.

El exministro de Planificación Federal Julio De Vido fue procesado este miércoles por orden del juez federal Sebastián Ramos por supuestas negociaciones incompatibles con la función pública, al no haber conformado los equipos técnicos
establecidos por ley para renegociar lo contratos ferroviarios.

El magistrado también procesó al exsecretario de Transporte Ricardo Jaime, a quien le sumó el delito de violación de los
deberes de funcionario público, y para ambos fijó un embargo de 500.000.000 pesos.

De Vido está acusado porque en calidad de ministro «no adoptó medida alguna tendiente» a que Jaime «cumpliera con la
designación de los profesionales y técnicos del sector detransporte ferroviario de pasajeros, con el fin de conformar el
equipo de trabajo destinado a dar inicio al procedimiento de renegociación de los contratos de concesión del servicio públicode transporte ferroviario».

Ramos recordó que no hubo órdenes para «que se avanzara con el procedimiento de renegociación de los contratos de servicios públicos de transporte ferroviario de pasajeros, conforme las funciones y facultades establecidas en el artículo 3 de la resolución conjunta del Ministerio de Economía y Producción y Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios».

«Con dichas omisiones se interesó en miras de que no avanzara la renegociación de dichos contratos para beneficiar a las empresas concesionarias de servicios públicos de transporte ferroviario de pasajeros», agregó el juez.