aumento-de-tarifas-2236542w620Miles de personas se agruparon bajo la consigna «#Ruidazo contra el aumento de tarifas». Si bien la manifestación tuvo su epicentro en la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, rápidamente logró adhesión a nivel nacional.

Miles de manifestantes protagonizaron este jueves un cacerolazo en barrios porteños y ciudades de todo el país en rechazo al «tarifazo» en los servicios de agua, luz y gas, en lo que constituyó la primera protesta masiva en contra del Gobierno de Mauricio Macri.

Bajo la consigna «#Ruidazo contra el aumento de tarifas», «#14J» y «#NoAlTarifazo» los usuarios publicaron mensajes y fotos a favor de la primera protesta de ese estilo desde que Macri llegó a la Casa Rosada y con carteles reclamaron la renuncia del ministro de Energía, Juan José Aranguren.

La convocatoria, que rápidamente logró adhesión a nivel nacional, fue organizada por entidades de defensa al consumidor y promocionada por redes sociales, aunque también se sumaron organizaciones políticas y sociales.

Entre los participantes se encontraban comerciantes que denunciaban la imposibilidad de continuar con sus negocios por los desproporcionados aumentos en tarifas de gas, luz y agua, boletas que en algunos casos llegó a multiplicarse por diez.

«No te quedes en silencio, hacé sonar tu reclamo» y «siempre pagamos los de abajo» fueron algunos de los mensajes difundidos en el espacio cibernético.

A su vez, «Macri pará la mano» y «El Estado no es una empresa» fueron algunas de las consignas más populares en los carteles utilizados en la manifestación de este jueves.

«Vine a manifestarme en 2001 y también vine ahora a protestar», dijo Gastón, dueño de una pyme en la localidad bonaerense de Rafael Calzada, mientras manifestaba en el microcentro porteño.