cajeros

La cámara de Diputados convirtió en ley un proyecto que obliga a todos los organismos públicos provinciales y municipales a pagar los haberes de sus empleados a través de cuentas del Banco Provincia.

La iniciativa, que fue acompañada incluso por el bloque oficialista, responde estrictamente a una comunicación del Banco Central que autorizaba a los trabajadores la apertura de cuentas sueldos en cualquier entidad bancaria, sin intervención del empleador.

Esto había generado algunas críticas de legisladores, quienes pidieron tener en cuenta el “carácter social” de la entidad bancaria bonaerense, y por ello solicitaron la exclusividad para el pago de haberes de los empleados estatales.

El autor de la iniciativa, Patricio García (Bloque Peronista), consideró al respecto que la medida del Banco Central “puede perjudicar a la entidad bancaria estatal, y por ende a la Provincia y sus trabajadores, beneficiando a la banca privada”.

“Consideramos que en el caso de los agentes públicos bonaerenses esta situación de pretendido beneficio, puede redundar en definitiva en un perjuicio para la Provincia y por ende para sus trabajadores”, indicó el senador peronista.