El jefe del gremio de los canillitas, Omar Plaini, advirtió hoy que «nunca» una reforma laboral «favoreció a los trabajadores» y al juzgar «vergonzoso» que siempre deba «aportar el que menos tiene», sostuvo que la CGT «se encargará de plantarse» frente al Gobierno para evitar que ningún empleado «pierda ningún derecho».

«Las conquistas laborales costaron años de lucha y no podemos estar dispuestos a perder una sola», alertó y denunció que «la avaricia de un sector empresarial es tan grande que no se conforman con nada, y lo único que tienen que hacer es dejar de ganar un poquito para que estén mejor los trabajadores y que el consumo, que es el gran motor de un país, se reactive».

En un mensaje a la CGT, Plaini enfatizó: «Espero que en esta sintonía estemos todos los compañeros y quienes tenemos responsabilidades dirigenciales. De ninguna manera podemos aceptar volver a ser la variable de ajuste en un país que, si no llegan inversiones o se van miles de dólares del país, no es culpa de los trabajadores».

Plaini también salió a cruzar al presidente Mauricio Macri, quien, al anunciar el proyecto de reforma laboral, cuestionó la cantidad de sindicatos pequeños que proliferaron en los últimos años: «El mandatario está muy mal informado, muy asesorado» y «si el criterio es que hay organizaciones de más, va a haber tantas como los trabajadores decidan», replicó, en diálogo con radio 10.

«(Macri) habla de alrededor de 3 mil organizaciones sindicales y 600 convenios colectivos, pero yo le quiero decir al Presidente que hay organizaciones sindicales que son asociaciones, otras son uniones, otras son federaciones, y debajo de cada una de ellas hay cantidad de sindicatos que están relacionados con esa organización madre, que es la que discute los convenios», añadió. En este escenario, el jefe sindical subrayó: «Llama la atención que el Presidente no dice lo mismo de la cantidad de empresas y sí de la cantidad de sindicatos. Es totalmente discriminatorio».

El lunes pasado, ante un auditorio colmado del CCK, el jefe de Estado reflexionó que «no puede ser que haya más de 3.000 sindicatos en la Argentina y sólo 600 firmen paritarias anualmente» y abogó por «organizaciones sindicales fuertes, transparentes, que realmente tengan la vocación de representar a los trabajadores».

Plaini advirtió esta mañana que «nunca» una reforma laboral «favoreció a los trabajadores».
«Siempre estamos hablando que el que tiene que aportar es el que menos tiene. Desde mi mirada es vergonzoso», condenó.

El jefe de los canillitas aseguró que es la CGT la que «se encargará de plantarse frente a esta situación», a la hora de analizar la propuesta gubernamental sobre los cambios en las relaciones laborales.

La central obrera, insistió, es la que debe «tratar de sostener que no se pierda ningún derecho que tenemos los trabajadores».

Para Plaini, la reforma de la Casa Rosada «tiene contenidos parecidos a la brasileña. Hace tiempo que el sector empresarial viene machacando y batiendo el parche» con estos cambios.

Fuente. Agencia Diarios y Noticias (DyN)