El intendente Federico Achával gestionó la apertura de un nuevo vacunatorio, con un sistema innovador,  ubicado en un punto estratégico del distrito para facilitar el acceso a los vecinos de Pilar. Quien se acerque hasta el centro de salud tiene la posibilidad de hacerlo en su auto particular contando con el beneficio de una amplia plaza de estacionamiento situada en el primer piso del edificio.

En relación a la apertura del nuevo centro de vacunación, Achával destacó que nace con la finalidad de “descentralizar y estar más cerca de los vecinos, y podemos hacerlo por la llegada de más vacunas al país”. Asimismo, cabe señalar que el trabajo en simultáneo de sus 12 consultorios favorece una excelente atención y rapidez en el servicio prestado. 

El vacunatorio se ajusta a los turnos asignados por la provincia de Buenos Aires y cuenta con una capacidad de aplicación de 1800 vacunas por día. Este Centro además,  viene a sumarse a los otros cinco espacios que ya funcionan dentro del municipio: Hospital Sanguinetti, Centro Tratado del Pilar, Centro Cultural Federal, Casa de la cultura de Derqui y el Punto Digital de Del Viso.

El edificio del vacunatorio, que funciona detrás del Centro de Testeo de Pilar, fue expropiado por la Legislatura bonaerense, y luego su control fue dado al municipio para que sea utilizado primeramente como un sitio para combatir el Covid-19. No obstante, a futuro existe la idea de que comience a prestar otro tipo de servicios.

Funcionamiento del vacunatorio

Las personas que concurran al lugar podrán llegar en auto o bien solicitar el servicio de traslado que ofrece el municipio para quienes no cuenten con movilidad propia. Una vez allí, el Centro trabaja de acuerdo a 5 pasos, los mismos que se aplican en los otros cinco vacunatorios de la ciudad, que provienen de los protocolos elaborados por la Provincia.

En primer lugar, los que asistan, lógicamente con turno previo, pasarán por un triage externo, donde se realizará el control de temperatura de las personas, se chequea el turno asignado y se otorga el sector de estacionamiento interno. Acto seguido, se genera la ficha de inscripción, y las personas a vacunar firman una declaración jurada.

Posteriormente, se autoriza el ingreso a una de las dos salas de pre-vacunación, mientras que en el consultorio se empieza a descongelar la dosis, y se procede a la carga de datos del ciudadano a inocular y los detalles de la vacuna a recibir (laboratorio que la produce y número de lote).

Finalmente, una vez inmunizada la persona, pasa a una sala de post-vacunación donde permanece por 30 minutos y se le brinda un asesoramiento sanitario mientras se le realiza el seguimiento tras la aplicación.