Tras la fusión de cursos en establecimientos escolares del Delta de San Fernando y colegios rurales, el bloque de senadores de Unidad Ciudadana presentó un pedido de informe exigiendo explicaciones.
Luego de que el gobierno de la provincia de Buenos Aires, encabezado por María Eugenia Vidal, ordene la fusión de cursos en escuelas de islas de San Fernando para “garantizar la calidad educativa de los alumnos”, desde el bloque de senadores provinciales de Unidad Ciudadana presentaron un pedido de informe dirigido al Ejecutivo en el que requieren saber cuáles fueron los fundamentos para decidir el cierre y traslado de las escuelas afectadas por la decisión.

Los legisladores de Unidad Ciudadana-FPV expresaron su preocupación ante una medida que calificaron de “inconsulta” y advirtieron que “no está orientada a la mejora de la educación de nuestros niños, prioridad que debería atender el gobierno provincial.

«Muy por el contrario, la decisión de la gestión de Vidal lesiona el derecho a la educación de la población del Delta de manera inadmisible, y pone en perspectiva que bajo argumentos presupuestarios se condena a los sectores más vulnerables de la población”, sostuvieron.

En ese orden, reclamaron que la administración bonaerense dé marcha atrás con la medida y resaltaron que la decisión de cerrar los servicios educativos para trasladarlos a otros establecimientos de la región “implica drásticos cambios en la rutina familiar” la que se vería afectada negativamente.

“En algunos casos, ni siquiera está garantizado el acceso al transporte fluvial, y en otros casos los trayectos se duplican, triplican y hasta cuadriplican, insumiendo más de dos horas de traslados y provocando que las familias y los niños deban invertir más tiempo y dinero para acceder a su educación. El tiempo no es una variable menor, pues el cansancio de los chicos repercute en su capacidad de atención y en la calidad de su educación”, destacaron.

Como informó Letra P, cuatro jardines de infantes y cuatro escuelas primarias del Delta de San Fernando no recibirán alumnos en el ciclo lectivo 2018. Sucede que parte de una decisión para reagrupar alumnos y establecimientos en escuelas de difícil acceso según la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense. Puntualmente son:

  • Jardín 904 (matricula: 10 alumnos) – Jardín 920(matricula 5 alumnos) – Jardín 906 (matricula 9 alumnos). Los alumnos estarán todos en el Jardín 906 en el que habrá 24 alumnos.
  • Jardín 919 (matricula: 7 alumnos) – Jardín 908 (matricula: 37 alumnos). Los alumnos estarán todos en el Jardín 908, quedarán 44 alumnos.
  • JJIRIM 1 (matrícula: 8 alumnos) – Jardín 915 (matrícula: 18 alumnos). Los alumnos estarán todos en el Jardín 915, en el que quedarán 26 estudiantes.
  • Primaria 25 (matricula: 7 alumnos) – Primaria 11 (matrícula: 44 alumnos). Los alumnos estarán todos en la Primaria 11, en el que quedarán 51 estudiantes.
  • Primaria 13 (matrícula: 18 alumnos) – Primaria 20 (matrícula: 79 alumnos). Los alumnos estarán todos en la Primaria 20, en el que habrá 97 estudiantes.
  • Primaria 18 (matrícula: 14 alumnos) – Primaria 19 (matrícula: 13 alumnos) – Primaria 12 (matrícula: 33 alumnos). Los alumnos estarán todos en la Primaria 12, en la que quedará una población de 60 estudiantes.

Aunque la medida también impactó en el interior provincial con varias escuelas rurales. En un relevamiento hecho por este medio se dan casos similares en los municipios de Punta Indio, Viamonte, Pehuajó, Bolívar, Bragado. Además de Pringles, Coronel Suárez y Adolfo Alsina, según consigna la agencia DIB.

 

Fuente: LetraP