Legisladores provinciales de la oposición, pidieron al Gobierno bonaerense declarar en emergencia y desastre agropecuario a la Séptima Sección Electoral, después de las lluvias y loas consecuentes inundaciones en la zona.

El diputado del bloque unipersonal Alternativa Peronista, Ricardo Lissalde, presentó un proyecto para solicitar a la Comisión de Emergencia y Desastre Agropecuario de la Provincia que estudie el contexto.

 y Juan Carlos Simón, le solicitaron al Gobierno provincial que declare, tras las inundaciones, a la Séptima sección electoral en emergencia y desastre agropecuaria.

Lissalde dijo que “es sumamente necesario buscar en forma conjunta, a través de los distintos niveles institucionales, y con la pronta intervención del Estado, una solución para que los productores y las poblaciones afectadas puedan paliar la mencionada situación ya que el daño económico ocurrido en el sector agropecuario, se verá reflejado tanto en el mercado de granos como en todos los ámbitos en donde comercializa afectando la economía de las comunidades del interior”.

“La inundación afecta a la producción en forma directa ya sea por la imposibilidad de hacer labores en la tierra como así también de trasladar los insumos necesarios y lo producido por el sector”, dijo.

Asimismo, agregó que “con la declaración de emergencia provincial se establecen beneficios, franquicias y medidas para los productores afectados comprendidos en las zonas así declaradas, lo que significa una importante ayuda ante tanta pérdida”.

Para el diputado, la situación en Azul es alarmante y en Tapalqué el sector rural posee hectáreas bajo agua y los accesos limitados debido al desborde del arroyo.

Remarcó que “la Ley 10.390 y sus modificatorias, prevé la Declaración de los estados de Emergencia y Desastre Agropecuario con la intervención de la Comisión de Emergencia y Desastre Agropecuario de la Provincia de Buenos Aires, oportunamente creada en el ámbito del Ministerio de Asuntos Agrarios, que ya se ha reunido para comenzar a estudiar esta situación”.

Por otro lado, el senador provincial por la UCR, Juan Carlos Simón, solicitó al Poder Ejecutivo que declare zona de desastre agropecuario, comercial e industrial a los distritos de Azul, Bolívar, General Alvear, Olavarría, Roque Pérez, Saladillo, Tapalqué y 25 de Mayo.

«La actual situación excede a la mera declaración de emergencia agropecuaria, dado que, la misma es insuficiente para revertir los daños ocasionados en los distritos; y el Ejecutivo Provincial está facultado para declararla en el marco de los alcances de la ley 10.390», expuso.

Además, agregó que «ante la excepcional situación de desastre, producto de las inundaciones producidas por las intensas lluvias y la falta de ejecución del Plan Integral de la Cuenca del Salado, que contempla la realización de obras hidráulicas aguas arriba, entre otras, se produjeron un sinnúmero de perjuicios en diferentes distritos del centro oeste de nuestra provincia».