marcos peñaEl jefe de Gabinete dijo que la figura de la expresienta «tiene más importancia en la provincia de la que se le da». Dice que cuenta con «un núcleo duro de seguidores» y ofreció una estimación cuantitativa.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, ratificó este domingo la estrategia oficialista de polarizar con el kirchenrismo al señalar que la expresidenta Cristina Kirchner «tiene más importancia de la que se le da» en la Provincia de Buenos Aires, ya que cuenta con un núcleo duro de seguidores de entre el 20 y el 25 por ciento del padrón.

De esta manera, Peña relativizó las chances de que un peronismo no kirchnerista pueda desplazar tan rápidamente al kirchnerismo como polo de oposición, y argumentó que «un porcentaje cada vez más reducido de gente vota por una identidad partidaria y más cuando esa identidad partidaria va a estar fragmentada en varios pedazos».

En este sentido, minimizó el surgimiento de una oferta peronista separada del kirchnerismo, y pidió no subestimar la influencia de la exjefa de Estado en un sector importante de la población bonaerense.

«(Cristina Kirchner) tiene más importancia de la que se le da, y depende mucho de qué van a proponer las otras ofertas peronistas. Hay una cantidad de gente que cree que las cosas están mal con el Gobierno y que les gustaría cambiar para volver al kirchnerismo o para otra cosa», remarcó Peña al diario Perfil.

El funcionario nacional resaltó que mientras que el PJ sigue dividido en varias facciones sin un rumbo preciso, el kirchnerismo tiene consolidado una poción importante del mercado electoral fruto de ser «el único» sector cercano al peronismo «que se define cien por ciento».