El presidente de la Federación Industrial Panaderil de la provincia de Buenos Aires, Emilio Majori advirtió que el kilo de pan aumentará un 15% como consecuencia de los últimos aumentos de los servicios, medida que se profundizaría ante los futuros incrementos del gas.

Majori advirtió que el sector enfrenta una suba del 40% en los costos de producción, una caída del 20% en las ventas y el avance del comercio clandestino. En ese marco, advirtió que “analizamos hacer un lockuot para llamar la atención de las autoridades».

“Ahora, el precio promedio del kilo de pan es de 40 pesos, pero tenemos que llevarlo sí o sí a un nivel más cercano a los 50 pesos. La situación es caótica. La industria panaderil está en pie de guerra, en asamblea permanente, con la intención de dejar de pagar impuestos”, sostuvo.