El presidente de la Cooperativa Eléctrica de Azul Roberto Rusciolelli y el intendente José Inza anunciaron que se incorporará un nuevo transformador que permitirá un abastecimiento mayor al sistema eléctrico de la ciudad. En la oportunidad estuvieron presentes autoridades de la CEAL, el secretario de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos Sergio Cedeño, la secretaria de Desarrollo Económico y Trabajo Alicia Zubiría, el director de Planeamiento y Gestión Claudio Mansilla y el concejal Rodolfo Rancez.

En principio Rusciolelli agradeció el gesto del Intendente y su equipo de colaboradores de compartir este anuncio y expresó que “se trata de un emprendimiento muy importante para el desarrollo de nuestra ciudad respecto a la oferta energética futura. Esto está en línea con el proyecto que tiene el Dr. Inza en su gestión para propender a la radicación de industrias, por eso la intención de la cooperativa es trabajar codo a codo con la municipalidad porque los objetivos son comunes y complementarios”.

Asimismo, informó que la inversión realizada asciende a 6 millones de pesos. “Se trata de una operatoria que la cooperativa viene proyectando hace dos años. Es la ampliación de la capacidad de la Estación Transformadora de TRANSBA ubicada sobre la Av. Chaves”, informó.

Por su parte el Intendente remarcó que nos parece muy importante esta iniciativa que era necesaria por el crecimiento vegetativo de la ciudad y las necesidades de aumentar la capacidad de energía”.

Y destacó que “para poder tener una ciudad en pleno crecimiento con trabajo y producción es necesario tener la infraestructura necesaria para poder instalar las empresas y dar la energía que requieran para sus emprendimientos. Esto se encuadra en nuestro proyecto político, queremos encarrilar a Azul en el proyecto que está impulsando la Presidenta de la Nación y el gobernador Scioli basado en el fomento de industria que agregue valor a la materia prima que se produce en nuestra zona”. Y agregó que “en este sentido este transformador nos dará la infraestructura necesaria para que las empresas que quieran instalarse puedan hacerlo y esta gestión se caracterice por un impulso productivo para nuestro pueblo”.

Al brindar mayores detalles técnicos el subgerente técnico de la entidad, Daniel Ramos explicó que “la subestación de TRANSBA fue diseñada en los años 80 y tuvo una proyección a 30 años. Más allá de que pasó el tiempo la situación del país fue cambiando, sobre todo en los últimos años, de manera que la subestación quedó con poca capacidad de acuerdo a la demanda que tiene Azul. Además si tenemos en cuenta la propensión de tener nuevos emprendimientos industriales para la demanda normal de Azul había quedado el 10% de la capacidad instalada”.

  En tal sentido indicó que “se vio que lo mejor era contar con un trasformador de este tipo que incrementaría la capacidad de la subestación en un 60% lo que nos deja con un margen de seguridad para hacer frente a quienes vengan a solicitar nuevos suministros sobre todo de tipo industrial. Además deja dos transformadores casi de reserva”.

Asimismo manifestó que “la máquina ya está disponible en nuestra ciudad luego de pasar todos los ensayos correspondientes, solo resta ponernos de acuerdo con TRANSBA para acordar cuando nuestro servicio permita el espacio para poder hacerlo. También resta poner en condiciones las instalaciones. Estimo que para el próximo verano Azul estará nuevamente con los niveles que estaba hace seis años atrás”.

En cuanto a la inversión realizada Rusciolelli informó que se trata de una operatoria mixta que comprende fondos propios de la Cooperativa y del Foro Regional Eléctrico Buenos Aires. “Esta clase de inversiones, por su carácter extraordinario y su volumen, generalmente no pueden ser realizados por el flujo de recursos que en este momento presentan los cuadros tarifarios en la provincia. Generalmente hay que recurrir a financiación de otro tipo de fuentes. Si bien está asegurada la inversión y el pago no nos vendrían mal algún aporte que estamos gestionando en estamentos oficiales”, finalizó.