A cuatro años de la trágica inundación de La Plata, que dejó como saldo la muerte de 89 personas, vecinos de la capital provincial marcharon para reclamar por justicia y para que se culminen las obras hidráulicas.
La concentración se llevó adelante en plaza Moreno y contó con la participación de las distintas asambleas barriales (conformadas luego de la tragedia) afectados y familiares de víctimas.

En el centro geográfico de la ciudad, los convocados calificaron a la tragedia del 2 de abril de 2013 como “un crimen social evitable que aún hoy no tiene ni verdad ni justicia”.

Los manifestantes marcharon, entre otras pancartas, con un cartel que responsabilizaba a las autoridades nacionales, provinciales y municipales anteriores por lo sucedido y a las actuales por la falta de respuestas. Asimismo, exhibieron una bandera con fotos del trágico suceso y carteles que indicaban un “infeliz cuarto cumpleaños”.

En uno de los documentos leídos, se planteó que la ciudad sigue en una “situación crítica, con una enorme cantidad de gente en riesgo” y que “las obras avanzan con lentitud”. En este sentido, manifestaron que “el Gobierno provincial se resiste a dar información sobre el plan de trabajo”.

Con más de 400 mm acumulados en cuatro horas, la inundación de La Plata dejó pérdidas económicas por más 3.400 millones de pesos según detalló un informe elaborado en 2013 por la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

En tanto, se estima que fueron alrededor de 70 mil las viviendas inundadas, mientras que un fallo de la Cámara en lo Contencioso y Administrativo de La Plata confirmó que fueron 89 las víctimas fatales.

 

Fuente: www.dib.com.ar