Después de dos semanas con lluvias intensas, algunos municipios de la provincia de Buenos Aires continúan con alertas meteorológicos y situación de emergencia.

 En la localidad de Azul, el intendente José Inza decretó la suspensión de las clases en todos los turnos y niveles educativos, desde la tarde del jueves y hasta el viernes.

 De cumplirse el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), predicen una situación de desborde del arroyo Azul, similar a las últimas inundaciones que provocó que cientos de vecinos resultaran evacuados.

 En un nuevo informe hidrometeoro lógico, se dio a conocer que el arroyo Azul y sus tributarios en la cuenca alta y media comenzaron a ascender lentamente en las últimas horas, donde continúan las lluvias.

 El SMN emitió un alerta por “lluvias intensas y tormentas fuertes” que incluye gran parte de la provincia de Buenos Aires que, con inundaciones y mil personas evacuadas.

 Se prevé que algunas de las tormentas sean “localmente fuertes o severas con abundante caída de agua, fuerte actividad eléctrica, ráfagas y caída de granizo”.

 Por otro lado, el municipio de Bolívar recorre los distintos barrios de la ciudad y las zonas rurales, por las lluvias de la noche y las de esta mañana.

 El intendente local, Eduardo Bucca, Protección Ciudadana, Guardia Urbana y Defensa Civil, realizan patrullajes preventivos en los barrios y en la planta urbana. Además, desde la Dirección de Vial, recorren las zonas rurales del Partido y las localidades.

 El miércoles, el jefe comunal de Tapalqué, Gustavo Cocconi, manifestó su enojo por los problemas de las inundaciones en su distrito y la situación de la obra pública en la Provincia. Dijo estar “preocupado con esta situación, cuando no hemos tenido un sólo llamado por parte de la Provincia para ver cómo estábamos; cuando teníamos el pueblo aislado, y cuando nosotros muchas veces hemos actuado en forma solidaria con ellos en situaciones que por tener la ruta de forma lamentable, con pozos que corrían riesgo para las personas; aportábamos nuestras máquinas para arreglarlas juntos. En este caso no pasa lo mismo”.