La ampliación del número de camas, de salas pre y post operatorio y el crecimiento de pacientes internados, sumado a la apertura de un sector destinado a intervenciones quirúrgicas para mujeres y un consultorio odontológico, fueron las novedades positivas que constató el Defensor del Pueblo Adjunto en Derechos Humanos y Salud de la provincia de Buenos Aires, Marcelo Honores, durante el segundo monitoreo anual al Hospital Lisandro Olmos que funciona en la Unidad Penal 22.

En efecto, la visita de Honores y del secretario de Promoción de Derechos Humanos de la Defensoría, Luis Rech, permitió verificar la evolución del centro de salud penitenciario, con respecto a la radiografía que se tomó en abril último.

Honores y Rech fueron recibidos por el director del nosocomio, Guillermo Hayase, y por otras autoridades del Hospital General de Agudos Mixto (Ho.G.A.M.), con quienes repasaron los cambios experimentados en los ocho meses que mediaron entre el primer y segundo monitoreo que llevó adelante la Defensoría.

De la recorrida, surgió un incremento de plazas disponible para internaciones, que pasó de 40 a 69, con la intención de crecer a 80; las salas pre y post operatorio aumentaron de 2 a 6, con una proyección de elevar ese número a 11, mientras que los pacientes hospitalizados eran 61, contra los 37 de la visita anterior.

Se informó que en el Hospital funciona un laboratorio de análisis clínicos y otro de esterilización; se detalló que se sumó una segunda ambulancia y se puntualizó que un plantel de 89 profesionales de la salud conforman los servicios médicos. En cambio, durante el monitoreo se volvió a constatar la escasez de personal penitenciario.

Asimismo, las autoridades adelantaron que además del área para intervenciones quirúrgicas de mujeres y el consultorio odontológico recientemente inaugurados, ahora tienen planificado un polo odontológico, que se sumará al sector de elaboración de prótesis dentales que comenzó a funcionar hace tres meses y cubre los requerimientos de la totalidad de las unidades penales de la Provincia.

Con respecto a la farmacia, el monitoreo permitió establecer que no hay faltante de medicamentos, los que son provistos por Nación y por el Servicio Penitenciario Bonaerense.

Fuente: Defensoría del Pueblo de Buenos Aires