michetti1La vicepresidenta aseguró que «no hay ninguna incompatibilidad» entre la tarea que realiza desde su fundación SUMA y su rol como funcionaria, porque la entidad no recibe «un peso del Estado».

Michetti dijo que «es imposible pensar que hubiera incompatibilidad de intereses porque yo no manejo temas que tengan que ver con empresas» y aclaró que la Fundación que integra no tiene «un peso del Estado», al afirmar que «sería incompatible si tuviera un subsidio».

«No hay en la Fundación ninguna incompatibilidad con lo que yo realizo. Si hay algo que defiendo es el hecho de ser una persona absolutamente transparente que tiene el mismo patrimonio; desde que entré a la política no tengo un peso más. No hay nada de cosa rara», enfatizó la vicepresidenta.

En declaraciones a radio Vorterix y consultada sobre el Grupo Farallón que figuraba como aportante de la fundación, y que tendría vínculos con el ex secretario de Obras Públicas, José Lopez, Michetti dijo no tener «idea» ni conocer esa empresa.

La vicepresidenta dio a conocer el domingo último que sufrió un robo en su casa de Balvanera el 22 de noviembre de 2015 (día en que Cambiemos ganó las elecciones presidenciales), donde le sustrajeron la suma de 245 mil pesos y 50 mil dólares, caso por el que la justicia apunta a David Juan Pablo Cruzado, un oficial mayor de la Policía Metropolitana.

«No tengo dinero en el banco, no tengo cuentas en el exterior, no tengo caja fuerte. No tengo nada. Ni un auto tengo. Y ahora debo dar explicaciones por este dinero», había asegurado ayer la vicepresidenta en declaraciones radiales, al hacer referencia al robo ocurrido en su casa de Balvanera.

Según detalló, la mayor parte de los 245.000 pesos eran donaciones para la cena anual que organiza su fundación (SUMA) y los 50.000 dólares “eran un préstamo” que le había solicitado a su pareja, Juan Tonelli, para pagarle una maestría a su hijo Lautaro Cura que, aclaró, “está en las declaraciones juradas” que presentó el año pasado.