massotAsí interpretó el jefe del bloque de diputados del PRO la situación económica y social que atraviesa la Argentina a ocho meses de Gobierno de Cambiemos.

El jefe del bloque de diputados del PRO, Nicolás Massot, admitió hoy que el empeoramiento de la situación socioeconómica del país, al afirmar que «la gente está apretando un poco los dientes», aunque señaló que «con muchísima esperanza».

«Vemos que la gente está apretando un poco los dientes pero con muchísima esperanza. Lo importante es que hay esperanza de que es una transición, el plazo entre que se empiece a notar la reactivación tiene que ser lo más corto posible», aseveró el diputado por Córdoba.

En declaraciones a Radio del Plata, Massot afirmó que «el gradualismo» que planteó el gobierno de Mauricio Macri durante la campaña y tras asumir en el poder no significa «cerrar el Banco Central de un día para el otro sino que la emisión va a ir bajando de a poco» y sostuvo que «la inflación empezó a bajar sensiblemente en mayo y va a seguir bajando mes a mes hasta llegar en 2019 a una de un dígito» y dijo que espera que sea «por debajo del 5%».

«Nuestro principal enemigo es la inflación, que es la mentira encubierta sobre las cual las gestiones anteriores financiaron un montón de programas infinanciables. Nosotros no te vamos a sacar el 30% de tu sueldo todos los meses», dijo Massot.

Señaló que «el principal foco» de la gestión de la alianza Cambiemos «desde diciembre hacia acá ha sido respecto de las clases de menores ingresos y por eso las medidas son para tenderle una mano en esta transición a aquellos sectores».

Afirmó que el fallo de la Corte que anula el aumento en el gas para usuarios residenciales lo recibieron «sin pensarlo demasiado» y destacó el hecho de que, a su criterio, «la reacción haya sido tan calma es un cambio institucional muy bueno», aunque admitió que «para el plan de gobierno es un imprevisto que no se puede naturalizar».