massa1El diputado nacional y líder del Frente Renovador, Sergio Massa, aseguró esta noche que respaldará el proyecto de ley antidespidos cuando se trate en la Cámara baja, pero señaló que intentará incorporarle cláusulas de “protección para las Pymes y favorecer el empleo joven, al tiempo que consideró que el Gobierno debería convocar “a un acuerdo social” con empresarios y sindicatos.

“Vamos a respaldar el proyecto para frenar los despidos cuando esta iniciativa se trate en Diputados, pero queremos sumarle la protección a las Pymes. Tenemos que premiar a los empresarios que incorporen a los jóvenes al mundo del trabajo”, afirmó Massa en declaraciones al ciclo Intratables que se emite por América TV.

El presidente del interbloque Federal de UNA en el Congreso consideró que como oposición al Gobierno de Mauricio Macri tiene “la obligación de marcar un camino alternativo sin que eso afecte la gestión” del Ejecutivo.

“Tenemos que abandonar la enfermedad de la bipolaridad y cerrar la grieta. No podemos seguir con las discusiones estériles. Hay que resolver el problema del empleo y bajar la inflación cambiando la estructura macroeconómica. No podemos apostar a la recesión como el único camino”, sostuvo el exintendente de Tigre.

El dirigente trató de diferenciarse del kirchnerismo, al recordar que seis meses atrás propuso “una iniciativa similar” a la que recibió media sanción en el Senado, y que fue tratado de “irresponsable” por los funcionarios de la anterior administración.

“Hace seis meses atrás hablábamos de estas cuestiones y nos tildaban de irresponsables los sectores que hoy quieren llamar a sesiones especiales para tratar este proyecto antidespidos. Hay gente que está enferma de poder y quiere que a Macri le vaya mal. No es nuestro caso”, remarcó el legislador.

En relación a la gestión de Cambiemos, Massa evaluó que se resolvió de forma adecuada el tema del cepo cambiario y el arreglo con los holdouts que “le permitió al país salir del default”, pero cuestionó “el poco gasto social que hizo el Gobierno en estos meses”.

“La devaluación supuso un costo muy alto para la gente. El Gobierno debió cortar los cables de a uno y no todos al mismo tiempo. De esta forma se resolvió el tema de las tarifas y significó un golpe muy duro para la gente”, apuntó.

Con respecto al caso del empresario Lázaro Báez, detenido en una causa por lavado de dinero, Massa consideró que esa investigación “no puede ser una pantalla para tapar la realidad”, aunque aclaró que “se debe hacer justicia”.

“Las causas de corrupción no pueden ser una pantalla para tapar los problemas, pero hay que ir a fondo con las investigaciones. A Lázaro Báez no lo conocí durante los 11 meses que me desempeñé como jefe de Gabinete de Cristina (Fernández de Kirchner). De todos modos, los corruptos deberían devolver la plata que se robaron”, subrayó.

En relación a la gestión de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, interpretó que ella arrancó su gestión con un “Estado debilitado”, y tras “una muy mala gestión” como lo fue la de Daniel Scioli.

“Tengo una buena relación con (María Eugenia) Vidal. Ella arrancó con un Estado ausente, en cambio (Mauricio) Macri tenía uno fuerte. Ella heredó una gestión muy mala de parte de (Daniel) Scioli, que fue uno de los peores gobernadores de la historia de la provincia”, puntualizó.