Alrededor de las 17:45 del sábado dio comienzo la edición número 13 de la Maratón Dino Hugo Tinelli, de la cual en esta ocasión participaron 700 corredores, entre los que se encontraban profesionales, aficionados y personas con capacidades especiales. Gente de ambos sexos y de todas las edades se acercaron con alegría a correr por las calles de toda la ciudad. En la previa, Tinelli izó la bandera ubicada en la Avenida San Martín, a metros de la Municipalidad, en uno de los momentos más emotivos de la tarde.

La competencia tiene un recorrido final de 10 kilómetros, y es una especie de homenaje a la infancia y adolescencia del exitoso conductor televisivo, ya que el circuito de la carrera alterna diferentes puntos que marcaron la vida del empresario e hincha de San Lorenzo: el frente de su casa natal, el Colegio Cervantes al que concurrió en su infancia y juventud, el Parque de Las Acollaradas y calles y boulevares de todo el casco urbano.

Tinelli apuesta por Bolívar

Marcelo Tinelli dijo presente en su ciudad natal y, por decimotercer año consecutivo volvió a participar de la maratón homenaje a su padre.

El conductor de Showmatch se mostró de muy buen ánimo desde las primeras horas del sábado, en el cual además de ultimar los detalles para la carrera, estuvo presente en el acto de inauguración del Pabellón Pediátrico del Hospital Municipal Miguel Capredoni, que lleva el nombre de Romina Yan, la actriz fallecida el 28 de septiembre del año pasado.

Ante un número muy elevado de vecinos que se acercaron a presenciar el homenaje y a expresar su apoyo y cariño a Tinelli, éste y sus compañeros de Ideas del Sur protagonizaron momentos muy emotivos al recordar a Romina junto a sus padres Gustavo Yankelevich y Cris Morena, en el marco de la inauguración de la nueva sala.

El padre de Romina Yan agradeció al pueblo de Bolívar y especialmente a Marcelo por “ayudarme a colaborar en nombre de Romina, en la construcción de este pabellón pediátrico que será de tanta utilidad para los niños de este lugar. En este año tan difícil, él (Tinelli) me contuvo y tuvo muchos gestos de grandeza hacia mí, que me ayudaron a estar parado aquí en este momento”.

De esta manera, el paso de Tinelli por su ciudad fue muy auspicioso; recibió el afecto de los bolivarenses y se comprometió a volver y continuar trabajando y apoyando a la nueva gestión para el bien de toda la comunidad.